Ramo Verde
(Foto: Armando Díaz)
COMPARTE

Cada día son diferentes las familias que se plantan frente a Ciudad Chávez a la espera de respuestas sobre sus familiares. Varían las historias, los casos, pero a veces los resultados se repiten. Una familia ha visitado durante 21 días la instalación militar que el Gobierno Nacional destinó, en esa urbanización, a enjuiciar a civiles en tribunales militares.

Luego de 21 días de detención, dos mujeres esperaban saber algo sobre su pariente. Una es la madre del detenido y la otra su esposa. El hombre es acusado de haber formado parte del ataque al Bio Mercado de Paraparal, en el que varios ciudadanos de la zona sustrajeron mercancía de manera violenta.

Las familiares prefirieron no mencionar sus nombres. La madre expresó en voz baja “No diré mi nombre. En estos momentos lo único que queremos es que mi hijo salga de aquí. Si te contáramos las cosas que he visto en este lugar te sorprenderías”.

Su hijo tiene 24 años y la madre afirma que él no formó parte del acto vandálico. La detención ocurrió en casa de la señora a las 12:30 del mediodía de ese sábado 6 de mayo, cuando cuatro miembros de la Guardia Nacional Bolivariana de Mariara y tres miembros del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas irrumpieron sin orden judicial en su casa, para llevarse al joven por su supuesta participación en el hecho delictivo.

La esposa, con un embarazo avanzado, comenta que la detención no sólo fue a su marido, si no a un amigo de este que se encontraba en la casa porque estaban montando una cerca para resguardar la vivienda. No solo se llevaron a los hombres, cargaron con alimentos, planchas para el cabello y bultos de papel sanitario. Los funcionarios pedían facturas para probar la compra, pero las mujeres afirmaban que eran producto del bachaqueo y no tenían como probar que fueron adquiridas con su dinero. Se lo llevaron todo, mientras otros funcionarios amarraban con la cuerda de una cava de anime a los dos hombres.

La situación del detenido es incierta, afirma la esposa. En 15 días será la audiencia preliminar, en las revisiones no encontraron nada que pruebe la culpabilidad de su marido. La abogada le dijo: “Esto es algo netamente político, ellos escogen al azar quien queda libre y quien es culpable”.

Grúas y maltratos

Las mujeres bajan más el tono de voz y dicen: “Hemos visto en varias oportunidades grúas que entran a la zona de la GNB cargadas con alrededor de 25 motos desvalijadas, no una, si no ocho veces.” Eso no es lo único que dicen las mujeres, también ven a los efectivos entrar con bultos de comida y partes de estos vehículos de dos ruedas. Es en ese mismo instante un uniformado entra con una caucho de moto cruzado en su hombro hacia el lugar donde se realizan las audiencias.

Los habitantes de esa comunidad construida por la Gran Misión Vivienda Venezuela han sido hostiles con los familiares de los detenidos. En distintas oportunidades han lanzado palos y piedras a los allegados y hubo una ocasión en la que agredieron a una mujer para robarla, mientras la GNB veía pero no actuaba, narró la mujer de mayor edad.

Los habitantes de Ciudad Chávez alegan que ese no es territorio opositor, si no chavista, comentan las dos al mismo tiempo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.