Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (Foto Archivo)

La comisión ejecutiva del Comité Olímpico Internacional (COI) se reunirá el jueves por videoconferencia para tratar las consecuencias de la pandemia de coronavirus, que provocó el aplazamiento de los Juegos de Tokio de 2020 a 2021, además de aceptar la celebración inédita de una sesión virtual en julio.

Si algunas federaciones internacionales con sede en Suiza, como la FINA (natación), han permitido el retorno parcial de sus empleados a las oficinas, el teletrabajo sigue siendo la norma en la mayoría de ellas, así como en el propio COI.

En cuanto a las grandes reuniones, también se siguen celebrando a distancia, como el Congreso de la FIFA, programado inicialmente en septiembre en Addis Abeba y que finalmente se celebrará “en línea” el 18 de septiembre.

La 136ª sesión del COI, prevista inicialmente en la víspera de la apertura de los Juegos de Tokio, en julio, también se adaptará. El ejecutivo olímpico, reunido el jueves en videoconferencia con su presidente Thomas Bach, debe validar celebrarla “a distancia, con un sistema electrónico de seguridad”.

La comisión ejecutiva va a tratar también el orden del día de la sesión así como de cuestiones sobre su desarrollo, “incluido el sistema de votación electrónica segura”.

El gobierno del COI también deberá pronunciarse sobre otras cuestiones, incluida la posibilidad de elegir nuevos miembros.

Gianni Infantino, presidente de la FIFA, fue elegido miembro en enero y está previsto que el presidente de World Athletics, la leyenda británica del mediofondo Sebastian Coe, lo sea en julio.

Esto fue lo que dio a entender en enero Bach. Si la candidatura del inglés no fue propuesta para la sesión de enero de 2020, debido “al riesgo de conflicto de intereses”, la puerta “sigue abierta para Coe en Tokio”, dijo entonces el dirigente alemán.

Bach había reprochado a Coe haber conservado sus funciones como presidente ejecutivo de una sociedad de marketing deportivo, CSM Sport.

La planificación del calendario olímpico de 2020 cambió por completo con la irrupción del coronavirus, que ha provocado más de 290.000 muertos en el mundo y la paralización prácticamente total del deporte profesional durante casi dos meses.

El 24 de marzo el COI anunció el aplazamiento de los Juegos de Tokio, inicialmente previstos del 24 de julio al 9 de agosto de 2020, por primera vez en la era moderna para el movimiento olímpico en tiempos de paz.

Fueron reprogramados del 23 de julio al 8 de agosto de 2021.

Pero a finales de abril el primer ministro japonés Shinzo Abe indicó que los Juegos serían “difíciles” de organizar si la pandemia continúa el próximo año.

El jueves, durante tres horas, el gobierno olímpico analizará “las consecuencias de la crisis del covid-19” en los Juegos de Tokio y en el aspecto económico, con un informe del grupo de trabajo dedicado a los deportistas, a las federaciones internacionales, los comités olímpicos nacionales y los poseedores de derechos (de televisión).

Los efectos de la crisis en las finanzas del COI también serán abordadas. A finales de abril Bach estimó que el aplazamiento de Tokio representó para su institución un sobrecoste de “varios cientos de millones de dólares”.

El COI, en el que trabajan unas 600 personas, está “revisando” su presupuesto y prioridades, añadió.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.