(Foto Referencial)
Representantes de la oposición en Nicaragua aseguraron este sábado que la comisión de la Organización de los Estados Americanos (OEA) encargada de impulsar un diálogo ante la crisis suspendió las reuniones previstas en el país, luego de que el Gobierno de Daniel Ortega prohibiera el ingreso de siete diplomáticos.

“Íbamos a sostener una reunión con la comisión, distintos sectores, entre ellos parte de las víctimas, yo fui invitado en calidad de víctima, hoy me llamaron para cancelar el encuentro, debido a que no iban a dejar entrar a la comisión”, dijo a Efe el “excarcelado político” y líder estudiantil Nahiroby Olivas.

La comisión, que tenía previsto reunirse con Ortega, así como con representantes de la oposición y víctimas de la crisis, se vio obligada a suspender sus planes en Nicaragua debido al rechazo gubernamental, dijo el líder opositor.

Nicaragua prohibió hoy el ingreso de siete diplomáticos que buscaban impulsar un diálogo con el Gobierno ante la crisis, entre ellos el embajador de Estados Unidos ante la OEA, Carlos Trujillo, y Gonzalo Koncke, jefe de gabinete del secretario general del organismo, Luis Almagro, según un documento al que accedió Efe.

Otros miembros de la comisión son el subsecretario de Asuntos de América del Ministerio de Exteriores de Argentina, Leopoldo Francisco Sahores, y la representante de Panamá en la OEA, Elisa Ruiz Díaz.

Completan la comisión el responsable de Centroamérica en el ministerio de Exteriores de Canadá, Sébastien Sigouin, la embajadora ante la OEA de Jamaica, Audrey Marks, y un funcionario de la OEA encargado de prensa.

Si esa comisión fracasa y Ortega se niega a dialogar, la OEA podría suspender a Nicaragua, la mayor forma de sanción que tiene la organización y que, en 70 años de historia, solo ha usado en dos ocasiones: con Honduras, en 2009, después del golpe de Estado; y con Cuba tras el triunfo de la Revolución de Fidel Castro, en 1959.

El Gobierno de Ortega se ha negado en repetidas ocasiones a reconocer la legitimidad de la comisión creada en agosto por la OEA, que considera un instrumento de “injerencia” por parte de Washington.

Horas antes de confirmarse la decisión del Gobierno de Nicaragua, la casa de Olivas fue atacada por paramilitares, mientras estaba ocupada únicamente por una tía del opositor y una niña de 12 años, denunció el líder universitario.

Esta fue la segunda ocasión en dos días que los paramilitares, que dicen defender al Gobierno sandinista, destruyen parcialmente la vivienda de Olivas, y esta vez arrancaron una cámara de seguridad recién colocada.

El líder estudiantil tenía previsto brindar ante la comisión de la OEA su testimonio como víctima de la represión gubernamental, incluyendo su etapa como “preso político” entre 2018 y 2019, y presentar un informe de la unidad de defensa jurídica, así como un registro de las violaciones de derechos humanos y al debido proceso.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), desde el estallido contra Ortega en abril de 2018 unas 328 personas han muerto en el marco de la crisis, que además ha dejado cientos de presos y desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio

La CIDH señala como responsable de crímenes “de lesa humanidad” al Gobierno de Nicaragua, cuyo presidente alega ser víctima de un “golpe de Estado fallido”. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.