(Foto archivo cortesía de Juan Carlos Hernández @jchernandez69)

Cecilia Arenas llegó a las 7:00 de la mañana al Banco Occidental de Descuento (BOD) de la urbanización San José de Tarbes de Valencia, con la esperanza de retirar efectivo para cubrir los gastos de su hogar.

Como tiene tres meses sin retirar el monto de la pensión debido a que los bancos estaban cerrados por el decreto de estado de alarma por la COVID-19, pensó que podía retirar al menos 400 mil bolívares por taquilla.

Pero la realidad fue otra, este miércoles los clientes solo podían obtener 100 mil bolívares en efectivo.

Ni para el pasaje

La noticia le generó tal indignación a Cecilia al punto de llegar a las lágrimas. No justifica que luego de pasar toda su vida trabajando, no tenga dinero ni para pagar el pasaje del transporte público por una semana.

“100 mil bolívares no me alcanza para nada. Yo vivo de la pensión, paso hambre, estoy sobreviviendo. Esto no es justo porque yo me preparé para tener una vejez digna”, expresó mientras su voz se quebraba.

Colaboraciones de amigos

Ana Porras tiene 78 años de edad y sobrevive gracias a las colaboraciones de sus amigos que la ayudan con los alimentos.

Para ella es humillante tener que hacer una cola en el banco cada 15 días para retirar solo 100 mil bolívares. “Eso de broma me alcanza para el pasaje que cuesta 1mil bolívares. No tenemos efectivo, sobrevivimos porque Dios es muy grande”.

En el Banco Provincial, ubicado en las adyacencias del liceo Pedro Gual, Ana Galíndez se debate entre comprar tres productos alimenticios o ahorrar los 200 mil bolívares que pudo retirar y utilizarlos en pasaje.

Tener ese dinero en sus manos fue toda una proeza. Hace 15 días, cuando las entidades bancarias abrieron sus puertas luego de tres meses de cuarentena, Ana intentó retirar efectivo pero cerraron el banco antes de que llegara su turno.

Este miércoles se dispuso por segunda vez lograr el objetivo. A las 5:00 de la mañana salió de su vivienda en el sector La Guacamaya de Valencia y se fue caminando hasta el banco.

No tenía nada de efectivo y ahora no sé si gastar esos 200 mil en un kilito de harina, arroz y unas papitas para cocinar“.

En la sede del Banco Provincial, ubicado en El Recreo, Juan Álvarez no corrió con la misma suerte.

A las 6:00 de la mañana salió caminando desde la Parcela 2 de El Socorro hasta la entidad bancaria en la avenida Bolívar norte de Valencia, pero cuando llegó le dijeron que no disponían de efectivo.

“Yo tengo 72 años de edad, son las 10:00 de la mañana y todavía estamos en cola para ver si nos dan una miseria de efectivo para por lo menos, pagar el pasaje”.

Richard Donati, quién también estaba en la fila, rechazó que se les imponga un monto para retirar dinero. Argumentó que a diario necesita 40 mil bolívares en efectivo solo para el pasaje del transporte público, sin contar los gastos para la comida. “Yo vivo en La Candelaria y ni siquiera tengo cómo regresarme”.

La escasez de efectivo ha obligado a Dimas Primera, de 67 años, a caminar largas distancias para llegar a su trabajo. Ya es usual que tenga que irse a pie desde su vivienda en Naguanagua hasta su trabajo en La Trigaleña de Valencia.

Tiene cuatro meses sin cobrar su pensión y este miércoles solo pudo retirar 400 mil bolívares en efectivo en el Banco Venezuela. “Yo dependo de lo que me den en taquilla porque no tengo tarjeta. Eso solo me alcanza para dos harinas. Nunca había vivido esto, es caótico“.

Durante un recorrido por agencias bancarias de la Gran Valencia se constató que los usuarios podían retirar en taquilla entre 100 mil y 400 mil bolívares máximo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.