Referencial

En virtud de la acusación del Ministerio Público, fue condenado a 10 años de prisión el oficial de la Policía del estado Carabobo, Miguel Enrique Jaspe Pérez (24), luego de que admitiera su responsabilidad en la muerte de José Valentín Acosta Aponte (39).

Durante la madrugada del pasado 26 de febrero, la víctima recibió un disparo mortal en la cabeza cuando salía del Club Campestre Los Naranjos, ubicado en la parroquia Negro Primero de Valencia, estado Carabobo.

A su salida del establecimiento, el fallecido y su hermano, Rafael Acosta, iniciaron una riña, por lo que una comisión policial se presentó en el lugar. En el momento que los agentes intervinieron en la disputa, la víctima golpeó en el ojo a Jaspe, quien desenfundó su arma y le disparó.

La herida le produjo a la víctima una fractura de cráneo, así como una hemorragia cerebral severa.

En la audiencia efectuada ante el Tribunal 6° de Control de la citada entidad federal, la fiscalía 35ª de Carabobo ratificó la acusación contra el funcionario Jaspe por el delito de homicidio intencional simple y uso indebido de arma orgánica.

La citada instancia judicial condenó al agente y ordenó la reclusión en el Internado Judicial Carabobo, en Tocuyito.

Por este hecho, también fueron sentenciados a dos años de prisión el supervisor y el oficial del referido organismo policial, Jesús Alfredo Núñez Romero (40) y Ronald José Mirelis Arteaga (23), respetivamente, por el delito de encubrimiento.

 

Con nota de prensa del Ministerio Público




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.