(Cortesía)

Decenas de indígenas manifestaron este jueves en el aeropuerto El Dorado de Bogotá en contra del gobierno y la violencia que afecta a sus territorios, al ritmo de tambores y flautas.

Vestidos con sus trajes tradicionales, representantes las etnias Misak, Pijao y Nasa, protestaron dentro y fuera de la terminal aérea para presionar al mandatario Iván Duque, un día después de que miles de colombianos se volcaran a las calles para exigirle un cambio de rumbo, en el cuarto paro nacional desde su llegada al poder en agosto de 2018.

“Lo que nosotros pretendemos es cambiar la forma de gobierno en nuestro país”, dijo a la AFP Édgar Velasco, secretario del Movimiento de Autoridades Indígenas del Suroccidente, en lo que denominó una “toma pacífica del aeropuerto”.

El servicio de prensa de la terminal aérea indicó en un comunicado que la protesta no interrumpió en ningún momento la operación del aeropuerto.

Rodeados de policías, los indígenas emprendieron el camino de regreso al centro de Bogotá acompañados por funcionarios de la Defensoría del Pueblo (Ombudsman), donde pernoctarán.

Los pueblos originarios encabezan desde hace 10 días masivas protestas en contra del gobierno.

Unos 7.000 de entre ellos se reunieron primero en el suroeste del país, afectado por la peor embestida de grupos armados desde la firma de la paz con la exguerrilla FARC en 2016, para exigir un encuentro con el presidente.

Ante la negativa de Duque, se dirigieron a Bogotá, donde enjuiciaron simbólicamente al mandatario antes de participar en el paro nacional y devolverse en su mayoría a sus territorios, aunque una delegación permanece en la capital.

“Necesitamos que se cuente la realidad en los territorios, que han asesinado en lo transcurrido del año muchos líderes sociales, muchas personas que creyeron en el proceso de paz, queremos que pare de correr la sangre”, indicaron autoridades nativas en un comunicado divulgado este jueves.

Además de la plena implementación de los acuerdos de paz, exigen el derecho a ser consultados sobre la realización de megraproyectos en sus territorios, así como garantías para las poblaciones más afectadas por el pandemia.

Los indígenas representan 4,4% de los 50 millones de habitantes de Colombia y son la población más pobre (59,6%).

Las autoridades nativas aseguran que 313 de los suyos han sido asesinados durante el mandato de Duque, que pese a sus esfuerzos no consigue detener la hemorragia en apartadas y olvidadas zonas rurales. AFP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.