Para la diputada Desireé Barboza, el colapso de los servicios públicos en Venezuela representa una violación sistemática de los derechos humanos y el deterioro notable de la calidad de vida de los venezolanos. “Hoy, la cuarentena transcurre en medio de constantes apagones, sin agua potable, gasolina ni gas”.

Barboza señaló que en el estado Zulia hay racionamiento eléctrico 12 horas al día y, en algunas zonas de la entidad, los pobladores pasan hasta 20 horas sin luz.

“En los estados Lara, Táchira y Trujillo pasa lo mismo”, agregó.

La diputada añade que a las fallas eléctricas hay que sumarle el problema del suministro de agua potable en los hogares y la escasez de gasolina que afecta a todo el territorio nacional.

“Los venezolanos se ven en la obligación de caminar varios kilómetros para llevar un poco de agua potable hasta sus casas y poder sobrevivir”, dijo al Centro de Comunicación Nacional.

La dirigente de Voluntad Popular afirmó que Venezuela está paralizada por la falta de combustible y aseguró que mientras en la capital pasan horas en cola para surtir los vehículos, en el interior del país la situación es más complicada.

Sobre el caso particular de la entidad zuliana, Barboza denunció que desde hace dos meses no hay combustible en las estaciones de servicio.

“Esto ha llevado al contrabando de la gasolina, ahora la venden entre uno y dos dólares el litro. Mientras la crisis se agudiza y profundiza, la dictadura sigue persiguiendo y encarcelando a quienes piensan distinto”, denunció Desireé Barboza.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.