El diputado de la Asamblea Nacional por el estado Nueva Esparta, Oscar Ronderos. (Cortesía)

El diputado de la Asamblea Nacional por el estado Nueva Esparta, Oscar Ronderos, denunció este miércoles que los margariteños siguen haciendo días de cola, en medio de la propagación del COVID-19, para pagar la gasolina más cara del mundo.

Ronderos, advirtió que la crisis de los servicios públicos de la región insular empieza por la escasez de combustible, como el principal problema que afecta a los neoespartanos, seguido por la ausencia -prácticamente absoluta- de agua potable, los constantes apagones y las constantes fallas en la distribución de gas doméstico.

“Nuestros ciudadanos siguen pagando la factura de la corrupción y el descuido por parte de la administración de Nicolás Maduro de la industria petrolera, realidad que acabó con las refinerías del país”, alertó el legislador.

El dirigente político insistió en que, ni bombas subsidiadas ni las dolarizadas que se encuentran más allá de Caracas, tienen el suministro regular que los venezolanos necesitan.

Nota de Prensa




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.