(Foto Referencial)

Dos adultos y un menor de 12 años murieron como consecuencia de las quemaduras sufridas al estallar una bombona de gas doméstico, en una residencia ubicada en el Primer Plan de La Silsa, Catia, parroquia Sucre, oeste de Caracas.

Las víctimas fueron identificadas como Irismar Ramírez, de 23 años, su sobrino Lander José Ramírez, de 12 años, y el vecino conocido como Fausto.

El hecho se registró el 21 de septiembre, los vecinos les prestaron ayuda y los llevaron al hospital Dr. Jesús Yerena, de Lídice, quedando recluidos en la unidad especial para quemados. Irismar murió el 29 de septiembre, Fausto a mediados de la semana pasada y el menor el sábado 12.

Todos presentaron quemaduras en más del 65 por ciento de la superficie corporal.

Sus familiares relataron que una persona conectó la manguera al cilindro de gas, de inmediato comenzó a congelarse la zona de conexión y se produjo la explosión que causó daños en una pared y parte del techo.

Un anciano de 75 años y un bebé de 11 meses resultaron ilesos.

Lander era el menor de dos hermanos y este mes comenzaba a cursar su primer año de bachillerato en el liceo Andrés Eloy Blanco, en el sector El Cuartel, de Catia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.