Foto cortesía

Luis Aulestia, el primer Record Guinness de Venezuela por bajar las paredes del Auyantepuy a rapel, prepara a los venezolanos para que sean resilientes y se conviertan en protagonistas de los cambios anhelados ¿Será posible?

Su propósito es alistarnos para llegar a la cima, capacitarnos para vencer obstáculos, superar la adversidad y lograr organizarnos para propiciar los cambios políticos, en esta Venezuela arrazada durante 20 años de revolución bolivariana. Asegura que sí, que ser rescilente es una forma de entrenar y superar los obstacúlos individuales y  en colectivo.

Su reto: descender y volver a subir por una cuerda de mil metros aproximadamente al lado del salto de agua más grande del mundo, colgada de un solo punto hasta el piso ¿Se lo imaginan? “No tocas la pared del Santo Ángel, vas guindando como una araña”. 979 metros.Tiene la credencial para animarnos a superar obstáulos para llegar a la meta. ¿Te atreverías?

Físico graduado en la Universidad Simón Bolívar, Luis Aulestia se la pasa retando a los venezolanos. Gerente general de Reto Corporativo, es consultor empresarial, profesor del IESA y experto en formación de equipos de alto desempeño. Está enfocado en que los venezolanos nos encontremos con la venezolanidad, con la identidad nacional para la recuperación de la democracia. Allá y entonces, la hazaña realizada en 1989 causó revuelo. “Ës una hisitora fascinante que utilizo en mis cursos y talleres, porque tiene que ver con plantearte metas que parecen imposibles y resulta que eres capaz de eso y mucho más”.

¿Cómo es esa vinculación entre la resilencia y el cambio posible?

-Hay elementos comunes, un paralelismo entre aquel evento y lo que vivimos hoy. Sé que a mucha gente la palabra resiliencia le causa molestia, porque la entiende como entregarse, resignarse, resistir, pero es todo lo contrario.Si estamos inmersos en procesos de estrés continuos, ser resilente significa aprender en medio de estas circunstancias y sobrellevarlas. Por eso andamos dando herramientas para que podamos cuidarnos y  hacer algo. No quedarnos paralizados.

¿Qué podemos hacer en medio de tanta adversidad?

-Trabajar en lo personal para que te puedas ayudar. ¿Cómo? Es fascinante lo que hay detrás de esto Dhameliz. ¡Yo soy físico pués! Me tienen que explicar los procesos, mostrar evidencias científicas y comprobables.

Antes, cuando me decían hay que pensar positivo,  me preguntaba ¿Pero que importanacia tiene como yo piense si la clave es hacer? Pues resulta que las investigaciones han determinado que el pensamiento es lo primero que se convierte en emoción.

Así que lo que pensamos es sumamente importante para el cuerpo, que no distingue entre realidad y pensamiento. Si solamente creemos que no podemos, que esto se lo llevó el río, produces cortisol una hormona que hace que se desarrollen enfermedades, sobre todo cardiovasculares. Fíjate tú, solo pensando. La resiliencia viene de la psicología positiva.

En cambio, si comienzamos a ver el presente como el futuro que deseamos,  como si lo que estamos viviendo ya pasó, el cerebro segrega serotonina que ayuda al sistema inmune. Así lo  hizo para sobrevivir en el campo de concentración el papá de Ana Frank, Otto Heinrich Frank. Fue el único de la familia que sobrevivió a Auschwitz. No se trata de decir soy optimista y creo en pajaritos preñados. ¡No!

Daño antropológico en la sociedad venezolana

Recientes investigaciones han determinado que la sociedad venezolana registra daño antropolígico, porque manifiesta síntomas de irresponsabilidad cívica, apatía, servilismo,miedo al cambio, desesperanza, insilio, desarraigo  y falta de voluntad política ¿Cómo programamos los pensamiento positivos y nos convertimos en una sociedad resiliente para sanar ese daño?

 -Efectivamente el trabajo del sociólogo Rafél Uzcategui ha identificado el daño antropológico de la sociedad venezolana. Lo interesante es preguntarnos que puedo hacer yo frente a eso. Ahí está la entrada a la resilencia, a la cuál podemos echar mano para afrontar este proceso que estamos viviendo. Y me preguntarás ¿Cuanto durará esto? Depende. Si no hacemos nada nos veremos en el espejo de Cuba. 60 años han pasado y las personas que viven allí solo conocen ese proceso político, no tienen ninguna referencia. En cambio nosotros por fortuna, todavía contamos con un capital humano, generaciones que han vivido estos 20 años, pero conocieron los 40 años de gobiernos anteriores.

Se que no es fácil, pero tenemos que afrontarlo de la mejor manera posible. No tenemos gasolina, me falta la comida, constantemente falla la energía eléctrica y además me pides que sea resiliente y vea todo bonito… Se ríe. No es tan sencillo, lo sé, pero efectivamente hay que meterse por esa línea para que podamos dar el paso siguiente.

 El paso siguiente

 ¿Cuál es el paso siguiente?

 Luchar contra ese daño antropológico. Estamos hablando de rescatar las diversas memorias que conforman el significado de ser venezolano y nos identifica como sociedad. Hacemos enfásis en tres: Memoria musical, memoria gastronómica y la memoria deportiva.  Nos identifican y diferencian del resto del mundo. Es clave para la recupeación del país no perder nuestra identidad, porque nos permitirá superar el daño antropológico y lograremos reescribir la historia.

Fíjate el Bolívar que hoy tenemos, un hombre medio sambo cuando hemos conocido según el registro histórico que era blanco. Borraron el pesado como si no existió.

Hacernos verdaderamente resilientes

El daño antropológico ha logrado que se le tenga miedo al cambio ¿Cómo podemos reescribir la historia por venir de la Venezuela posible si estamos atemorizados por la represión? Podemos recordar nuestras azañas deportivas, gastronómicas, empoderarnos con el Sistema de Orquesta que ha sido un modelo de inclusión a través de la música y se está implementando en diferentes partes del mundo, pero en  la práctica ¿Cómo hacemos para que esa identidad nacional ayude a generar la acción?

 

-Lo priemro es hacernos verdadermanete resilientes, porque es un escudo contra el daño antropológico. Hay factores que nos ayudarán: No aislarnos como es la tendencia actual, sino relacionarnos con personas con valores compartidos, interactuar. Ser flexibles ante los cambios y asumir las dificultades como una oportunidad para aprender y, muy importante, afrontar todo esto con buen humor, obviamente con equilibrio. A veces se critica que somos poco serios, cuando vemos videos o hacemos chstes de alguna circunstancia adversa. Pero el buen humor es un antídolto para no dejarte afectar de más

¿Cómo nos recuperamos del daño antropológico que afecta el ejercicio ciuadano y  la falta de sentido político si le tengo miedo a la represión?

-Es un momento para juntarte con ciudadanos con intereses comunes para cuidarse y paralelamene actuar en política. Es todo un reto definir cuales son los caminos.Ya hemos experimentado que salir para reclamar soluciones no ha dado resultados.

Lo primero, repito, es estar bien, saludables mental y físicamente, lo que nos ayudará a ser resiliente y enfrentar el reto que tenemos por delante: Prepararnos para el porvenir. ¿Por qué lo digo? Porque a pesar de las dificultades y lo complicado que está todo,  estamos más cerca de un descenlace positivo. Esta situación es insostenible y no es verdad que nos hemos acostumbrando, sencillamente estamos replegados porque no hay gasolina, falla la energía elétrica y si sales a la calle te meten preso. Estamos tomando impulso para construir la nueva Venezuela y la resilencia nos ayudará a  sobrellevar la situación.

No podemos perder lo bueno que nos ha caracterizado como sociedad porque estemos inmersos en dificultades. El recurso más importante que tenemos los venezolanos somos nosotros mismos y lo que somos capaces de hacer.

@Laulestia IG en Twitter aulestialuis

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.