Roberto Marrero. (Cortesía)

La familia de Roberto Marrero, el principal colaborador del líder opositor Juan Guaidó que fue arrestado en Venezuela el mes pasado, pidió hoy ante la Organización de Estados Americanos (OEA) una prueba de que sigue con vida.

“Queremos exigir primero un fe de vida de Roberto y luego que se exija su liberación, porque Roberto está secuestrado”, declaró a los periodistas Romy Moreno, la esposa de Marrero, a su salida de un encuentro con el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Moreno detalló que expuso al secretario general el caso de su esposo y todas las incongruencias que considera que lo rodean. “Tememos por su vida, porque ya tenemos muchos días, desde su secuestro no hemos podido verlo ni hablar con él. Ya hace una semana que ni siquiera sus abogados pueden verlo”

Moreno se declaró dispuesta a acudir ante organizaciones de derechos humanos, como Human Rights Watch (HRW), Amnistía Internacional (AI) y The Washington Office on Latin America (WOLA), para hacer todos los contactos a su alcance para exigir la pronta liberación, para hacer presión y para que sepan que este ataque al presidente Juan Guaidó el mundo lo está viendo.

Marrero fue arrestado el pasado 21 de marzo por el Servicio de Inteligencia (Sebin) durante un registro a su vivienda y está acusado por el Gobierno de Nicolás Maduro de liderar una célula terrorista que planeaba realizar ataques selectivos para crear caos.

Moreno aseguró que su familia teme que la situación de su esposo se alargue y que le pase algo. “Está incomunicado. No sabemos de él. Tememos por su integridad física, por las condiciones de derechos humanos, cómo está recluido, todo es muy preocupante realmente”.

Belén Marrero, hermana del dirigente opositor y quien acompañó a Moreno durante el encuentro, alertó que la defensa de Marrero no ha podido hablar con él, sino que lo vieron pasar. Tampoco han tenido acceso al expediente en su contra.

“Todo esto no es un tema jurídico, no es constitucional, está fuera de la ley, está fuera de todo tipo de orden jurídico, por lo tanto es un caso político y es un secuestro político”, sentenció Belén Marrero, que también exigió una “fe de vida” de su hermano al alegar que llevan nueve días sin saber de él.

“Los abogados lo vieron, pero no saben cómo están sus condiciones físicas, no sabemos de Roberto, no tenemos idea de si está bien, qué está pasando con él. Exigimos que se le permita ver a sus abogados y saber de él”, insistió.

Guaidó, quien se juramentó en enero presidente encargado de Venezuela y desde entonces ha sido reconocido por más de medio centenar de países, ha calificado de “secuestro” y “nueva torpeza” del Ejecutivo de Maduro la detención de su jefe de Gabinete.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.