Divina Pastora
La sagrada imagen de la Divina Pastora, con un hermoso manto blanco y granate, fue bajada de su nicho con el canto de su himno, "Oh, piadosa y amante pastora" (Foto: Cortesía Arquidiócesis de Barquisimeto)

Entre lágrimas, oraciones, manifestaciones de fe y agradecimiento, feligreses de diferentes partes del país participaron en la solemne bajada de la Divina Pastora que se realizó la noche del jueves 5 de enero.

La tradicional actividad marcó el inicio de la novena, en el que fue un reencuentro de alegría tras dos años de virtualidad para atender las normar de prevención de la COVID-19, por lo que el lema de la visita 165 de la Divina Pastora es: María, signo de reencuentro.

La sagrada imagen de la Divina Pastora, con un hermoso manto blanco y granate, fue bajada de su nicho con el canto de su himno, “Oh, piadosa y amante pastora”, y fue puesta en su trono procesional en la iglesia del pueblo de Santa Rosa, en el estado Lara, donde está rodeada de lirios blancos, amarillos, naranjas y rojos.

Monseñor Víctor Hugo Basabe, obispo de la Diócesis de San Felipe y administrador apostólico de la Arquidiócesis de Barquisimeto, ofició la misa que estuvo carga de peticiones muy emotivas. “Cuando estamos llegando al ocaso del día, nos reunimos a celebrar la Epifanía del Señor, iniciar la novena a la Divina Pastora y presenciar la bajada de su imagen desde el nicho al tono procesional iniciando el camino a la procesión número 165 a Barquisimeto”, dijo al comienzo de la ceremonia.

Divina PAstora
La misa fue oficiada por monseñor Víctor Hugo Basabe, obispo de la Diócesis de San Felipe y administrador apostólico de la Arquidiócesis de Barquisimeto (Foto: Cortesía Arquidiócesis de Barquisimeto)

El inicio de la novena y la solemne bajada son el punto de partida al gran reencuentro que, “como hermanos de la fe, viviremos el 14 de enero rumbo a la Catedral de Barquisimeto”.

Basabe dio gracias a Dios y a la virgen por permitir vivir este momento luego de dos años habiéndolo a puerta cerrada.

“Este año, la peregrinación 165 la haremos en contexto especial: el Sínodo de la Sinodalidad y María es uno de los mejores signos para entenderlo… María es símbolo de acercamientos. Tenemos este año la tarea de redescubrirnos como pueblo de Dios… En fraterna comunión de paz y servicio con nuestros hermanos. Sigamos pidiendo a la Madre el cese definitivo de la pandemia del Coronavirus”.

También hizo una petición especial por quienes están fuera del país, para que sientan la protección maternal de la Virgen María.

Con la bendición final y un “viva la Divina Pastora“, terminó la eucaristía de la epifanía y solemne bajada.

Con información de la Arquidiócesis de Barquisimeto.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.