Foto referencial archivo

Organizaciones y líderes que abogan por la comunidad hispana criticaron este jueves a la Oficina del Censo de Estados Unidos por dejar por fuera del conteo de 2020 a más de tres millones de latinos, e hicieron un llamado a realizar un conteo de manera «justa y precisa».

Las reacciones se dieron tras el anuncio de la Oficina del Censo de que se dio un conteo incompleto de la comunidad latina del país considerado «estadísticamente significativo» de 4,99 % en 2020, mucho más que el 1,54 % que tuvo el censo de 2010, según los resultados de dos análisis sobre la calidad de ese proceso realizado hace dos años.

El conteo de 2020 dio cuenta de 62,1 millones de latinos en el país, por lo que el error de 4,99 % dejó fuera a más de tres millones de hispanos.

Arturo Vargas, director de la Asociación Nacional de Funcionarios Elegidos y Designados (NALEO), dijo hoy en un comunicado que desde que se dieron las primeras cifras del conteo la situación «olía a quemado» y se preveía “un incendio”.

“Lo que sospechábamos sobre un posible conteo insuficiente de latinos resultó ser cierto», señaló.

Por su parte, Jorge Mario Cabrera, vocero de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA) en Los Ángeles, dijo a Efe que «cada vez que fuerzas políticas y antiinmigrantes se juntan para crear un ambiente hostil durante un conteo de esta magnitud, los resultados pueden ser desastrosos para ciertas comunidades, como ocurrió».

Vargas coincidió con Cabrera y descargó la responsabilidad en el Gobierno del ahora expresidente Donald Trump (2017-2021). “No hay duda de que la interferencia política de la Administración anterior contribuyó al conteo insuficiente», consideró.

Y es que el ahora exsecretario de Comercio Wilbur Ross, encargado de llevar a cabo del conteo de 2020, trató infructuosamente de excluir a los indocumentados del conteo. La Oficina del Censo forma parte del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

«Creó (Ross) un ambiente que dejó a latinos y otros temerosos de responder al censo. En conjunto, estos factores escalofriantes dejaron a la Oficina del Censo sumida en escándalos y reveses, lo que socavó su misión de contar a nuestra población de manera justa y precisa», valoró Vargas.

En ese sentido el congresista demócrata Joaquín Castro dijo hoy en un mensaje de Twitter que el resultado impreciso del conteo «fue intencional».

«Después de que Trump trató de usar el censo para imponer a la fuerza su racismo y su xenofobia, los latinos fueron subestimados a tres veces la tasa de 2010», advirtió el representante federal por Texas.

Los problemas en el conteo en el caso de los hispanos fue incluso mayor que en el de la población afroamericana, que fue de 3,3 % y que no es considerado «estadísticamente diferente» del 2,06 % de 2010.

Por otro lado, la población blanca no hispana tuvo una tasa de conteo por encima de la cifra real «estadísticamente significativa» de 1,64 %, una proporción “estadísticamente diferente» del conteo superior del 0,83 % en 2010. Además el conteo de 2020 contó por encima de la cifra real a la población asiática.

Entre los grupos de edades, el conteo de 2020 contó por debajo de la cifra real a los niños de 0 a 17 años, en particular a los de 0 a 4 años.

Vargas resaltó que pese a las «considerables fallas» en el número de latinos contados, los datos del conteo de 2020 ya se han utilizado para redistribuir los distritos electorales y el número de escaños en la Cámara de Representantes de EE.UU.

Los datos del conteo también guiarán la distribución de más de 1,5 billones en fondos federales anualmente a los estados y localidades.

«La mala asignación potencial de estos recursos podría tener un efecto perjudicial en nuestras escuelas, sistemas de salud, infraestructura y programas esenciales para la futura prosperidad y bienestar de las familias latinas y todos los residentes de nuestra nación», advirtió el director de NALEO.

Ante este panorama las organizaciones hicieron un llamado para que se trate de corregir el problema. «El Gobierno estadounidense deberá tomar medidas adicionales para asegurarse de que los resultados de este censo reflejen la realidad de quienes vivimos en esta nación», sostuvo Cabrera.

Vargas a su vez hizo un llamado a la Oficina del Censo para que realice «un análisis exhaustivo del impacto que tiene este conteo insuficiente en el segundo grupo de población más grande de nuestra nación y evaluar las opciones para mejorarlo».




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.