Nuestro Libertador, al igual que los venezolanos de su época, pasó los fines de año con las restricciones impuestas por el movimiento emancipador, empeñado en cumplir su juramento de Monte Sacro realizado el 15 de agosto de 1805.

Sus primeros años nuevos, tuvieron empañados por la muerte de su padre Don Vicente Bolívar, cuando contaba dos años y medio años de edad y luego la de su madre, Doña Concepción Palacios a los nueve años.
1801 se encuentra entre Bilbao y París, 1802 en Caracas, 1803 en Cádiz, 1804 en París.
1805 en París, en ruta París EE.UU.
1807, 1808, 1809 en Caracas.

A partir de 1810, cuando regresó el 5 de diciembre de Londres, pasó el año nuevo en Caracas, luego de organizar con el generalísimo Francisco de Miranda la Sociedad Patriótica, la cual motorizó al Congreso a declarar la independencia el 5 de julio de 1811.

El dolor familiar lo embargó el año 1811, por la muerte el 5 de diciembre de su hermano Juan Vicente, en un naufragio, cuando regresaba luego de cumplir una comisión en los EE.UU. de Norteamérica.

El 31 de diciembre de 1812, realizaba operaciones militares en Guamal-Nueva Granada, en su exitosa Campaña del Magdalena.

El 31 de diciembre de 1813 lo pasó en Caracas, organizando una ciudadela para su defensa.

El año 1814, estuvo en Bogotá luego de haber derrotado al dictador Mariano Álvarez.

El fin del año 1815, lo pasó en condiciones adversas, llegando ese día a Haití, buscando apoyo del Presidente Alejandro Petión, «El Magnánimo».

Cumpliendo su afán de libertad, pasó el fin de año de 1816, navegando desde Jacmel con apoyo logístico hacia Juan Griego y Barcelona adonde llegó el 1ro de enero.

El 31 de diciembre de 1817, salió navegando de Angostura hacia Cabruta.

En Angostura, Bolívar pasó el año nuevo de 1818, preparándose para salir por el Orinoco a reunirse por primera vez con Páez.

El 31 de diciembre de 1819, lo pasó en Apure en ruta a San Juan de Päyara y Bogotá.

Luego de aprobar los Tratados del Armisticio y Regularización de la Guerra con Morillo, firmados el 26 de noviembre de 1820, en Santa Ana de Trujillo, Bolívar cabalgó en la ruta Cúcuta – Bogotá, adonde llegó el 5 de enero de 1821.

Pasó el año nuevo del año 1821 en Japio, cerca de Cali, en pleno desarrollo de su gloriosa Campaña del Sur del continente.

En diciembre de 1822, luego de la liberación de Quito en la magistral batalla de Pichincha realizada por Sucre el 24 de mayo, Bolívar se encontraba en la población ecuatoriana de Tulcán.

Luego de realizar su juramento en Cajamarca el 17 de diciembre de 1823, el fin de año, procedente de Huarmey, llegó a Pativilca, donde pasó un mes enfermo, cuando Don Joaquín Mosquera le preguntó que pensaba hacer en ese estado, contestó ¡Triunfar!.

Sucedió el 9 de diciembre de 1824, la victoria de Ayacucho,”Cumbre de la gloria americana”, el Libertador disfrutó el año nuevo en Lima,

El último día del año 1825 lo pasó en Chuquisaca-Bolivia, dictó importantes decretos en beneficio de los indígenas y de la educación.

En 1826, regresó de Lima a Venezuela, y en su recorrido pasó el 31 de diciembre en Puerto Cabello.

El año nuevo de 1827, estuvo en Bogotá rodeado de las atenciones de sus amigos.

El 25 de septiembre de 1828, sufrió un atentado en Bogotá, el año nuevo lo pasó en la población de Boyacá.

El ultimo día del año 1829 lo pasó en la población de Buga, antes de regresar a Bogotá, sería su última celebración, por cuanto para el 17 de diciembre de 1830, anciano prematuro, a los 47 años, llegó a Cartagena con el deseo de trasladarse a Curazao, Jamaica y Europa para tratar su maltrecha salud, le sorprendió la muerte en la hacienda ingenio San Pedro Alejandrino en Santa Marta, victima de tuberculosis y de la ingratitud de sus enemigos que lo llevaron a la tumba, a quienes en su Ultima Proclama dictada el 10 de diciembre, los perdonaba, y clamaba por la unión de los pueblos.

Su desaparición física lo convierte en el caballero andante de la inmortalidad, quien nos convoca a concluir su obra incompleta.

Eumenes Fuguet Borregales.
[email protected]




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.