Este 7 de octubre como cada año, se celebra el día de Nuestra Señora del Rosario o Virgen del Rosario, que es una advocación de María venerada por la feligresía de la iglesia católica. Es la fiesta de la Bienaventurada Virgen María del Santísimo Rosario.
La Virgen del Rosario es Patrona de la Orden de Predicadores, de Colombia, Guatemala, Ecuador y de la Unidad Militar de Emergencias de España.

Wikipedia recoge que, según la leyenda, pues no hay base histórica fehaciente, al sacerdote y santo católico Domingo de Guzmán la Virgen María se le apareció en 1208, en una capilla del monasterio de Prouilhe (Francia) con un rosario en las manos, con el cual le enseñó a rezar y le dijo que lo predicara entre los hombres.

Además le hizo diferentes promesas referidas al rosario. El santo se lo enseñó a los soldados liderados por su amigo Simón IV de Montfort antes de la Batalla de Muret, cuya victoria se atribuyó a la Virgen María. Por ello, Montfort erigió la primera capilla dedicada a esta advocación.

En el siglo XV la devoción al rosario había decaído. El fray Alano de Rupe declaró que la virgen se le apareció y le pidió que reviviera su devoción y que recogiera en un libro todos los milagros del rosario; le recordó además las promesas que siglos atrás había dado a Santo Domingo.

En el siglo XVI, San Pío V instauró su conmemoración litúrgica el 7 de octubre, aniversario de la victoria en la Batalla de Lepanto en que las fuerzas cristianas derrotaron a los turcos que estaban invadiendo Europa (atribuida a la Virgen), denominándola Nuestra Señora de las Victorias.

Además, agregó a la letanía de la Virgen el título de «Auxilio de los Cristianos». Su sucesor, Gregorio XIII, cambió el nombre de su festividad al de Nuestra Señora del Rosario.

Como advocaciones, tanto la Virgen de Lourdes en su aparición de 1858, como la de Fátima en 1917, pidieron a sus videntes que rezasen el rosario. Gran parte de los papas del siglo XX fueron muy devotos de esta advocación; Juan Pablo II manifestó en 1978 que el rosario era su oración preferida, y el Papa Francisco reconoció en 2016 que era la oración que acompañaba su vida.

La Virgen del Rosario es patrona de diversas entidades, así como de multitud de ciudades y localidades repartidas por todo el mundo.

En Venezuela es patrona de Carora, en el estado Lara; de la Villa del Rosario, en el estado Zulia; Quiniquea en el estado Táchira; y de la población de Caimancito en Sucre, donde es considerada además protectora de los pescadores.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.