foto referencial

Este lunes, como cada 3 de mayo, se celebra el Día  Mundial de la Libertad de Prensa decretado por la Asamblea Nacional de las Naciones Unidas, en el año 1993.

Se decidió establecer un día para la libertad de prensa en el mundo, para reconocer el trabajo de una prensa libre, pluralista e independiente, como componente esencial de una sociedad democrática.

La Unesco convoca en esta fecha a todos los países miembros y a sus sociedades a reflexionar sobre la libertad de prensa y los diversos aspectos que involucran a temas del periodismo, la información y la comunicación.

La Unesco conmemora esta fecha, rindiendo tributo a los numerosos periodistas alrededor del mundo que por decisión profesional ponen en peligro sus vidas en el esfuerzo de informar a sus sociedades y de promover el libre flujo de la información.

La libertad de prensa es el derecho que tienen todos medios de comunicación de investigar y mantener informada a la sociedad en general sobre los acontecimientos que suceden en el día a día, sin que por ello, puedan ser víctimas de censura, acoso, hostigamiento o algún tipo de coacción durante el ejercicio de su profesión.

La libertad de prensa goza de una garantía constitucional, a través de la cual, de forma totalmente libre y democrática, las personas pueden unirse para crear medios de comunicación autónomos y libres de censura.

El tema del Día Mundial de la Libertad de Prensa de este año, es “La información como bien público”, y hace énfasis en la importancia de valorar la información como bien público y para explorar lo que se puede hacer en la producción, distribución y recepción de contenidos para fortalecer el periodismo y avanzar en la transparencia y el empoderamiento sin dejar a nadie atrás.

A pesar de pertenecer a la ONU, en muchos países no se cumple los principios de esta declaratoria de un organismo mundial.

SIGUEN LAS VIOLACIONES

La ong Espacio Público registró de enero a febrero de este año un total de 38 violaciones a la libertad de expresión en Venezuela. De acuerdo al informe que levantó en esa oportunidad, 28 por ciento de trabajadores públicos sufrieron agresiones, así como 24 por ciento de periodistas y 20 por ciento de medios de comunicación.

Se indicó que en su mayoría los agresores fueron instituciones del Estado, cuerpos de los organismos de seguridad del régimen socialista y funcionarios. Por lo general los casos corresponden a impedimentos de la cobertura o búsqueda de información.

Espacio Público  se refirió a la citación en calidad de investigado, que el Ministerio Público le hizo al redactor Kevin Arteaga, de El Carabobeño, por haber cubierto una protesta por malos servicios públicos.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.