Ildemaro Vargas regresó para aportar al equipo crepuscular /Foto: Prensa LVBP.com
COMPARTE

Ildemaro Vargas tomó un vuelo chárter que le trajo desde Miami hasta Barquisimeto y apenas bajó de la aeronave, se subió a un vehículo para estar uniformado con Cardenales de Lara durante la práctica en el Estadio Antonio Herrera Gutiérrez.

“Estaba loco por jugar”, soltó el segunda, que se perdió el último partido de la semifinal y el primero del Clásico de Enero, atendiendo obligaciones contraídas con los Diamantes, en Arizona.

Caripito fue alineado como primer bate y segunda base por el manager Luis Dorante. Su regreso, tras varios días de ausencia, es una muestra del compromiso y deseo del camarero de ayudar a la divisa centro occidental.

“Estoy un poco cansado por el itinerario desde Arizona a Miami, el viernes, y luego hasta Venezuela (hoy), pero el deseo de ganar me tiene súper motivado. De aquí hasta donde llegue el equipo”.

“De verdad cuando estaba allá mi gran preocupación era pasar las pruebas físicas, gracias a Dios todo salió bien. Lo único que me encontró el cuerpo médico fue una pequeña inflamación en la rodilla derecha, pero me dijeron que podía jugar. Al escuchar eso me puse loco, quería venirme de una vez. Ellos solo me pidieron que regresara con el campeonato apenas culmine el torneo”, abundó Vargas, que fue protegido en diciembre en el roster de 40 de los desérticos.

“Estoy aquí súper contento, súper emocionado, porque quería vivir esto (jugar una Serie Final) desde hace tiempo con Cardenales de Lara y apenas me dieron el permiso quise venirme de una vez, para estar apoyando y jugando junto a mis compañeros”, insistió el pimientoso pelotero.

El primero en recibir con un efusivo abrazo a Vargas, fue su llave alrededor de la segunda, Juniel Querecuto. Desde hace un par de temporadas, ambos son el eje de la estructura ganadora del Cardenales.

Al referirse a Querecuto, expresó con satisfacción: “Contento, Juniel es mi compadre, mi hermano, tenemos buena química, así como con el resto de los muchachos. Vamos a salir con mente positiva. El Zulia no es un equipo fácil, pero nosotros vamos a salir a vencer. Estoy algo cansado, pero mientras esté jugando ese cansancio desaparecerá”, aseveró.

Vargas reveló que siguió el primer juego contra el Zulia vía redes sociales y espera que desde este sábado, Lara comience a hacer las pequeñas cosas.

“Ellos provecharon los errores, pero aquí no estamos para hacer señalamientos, solo para buscar remontar la serie. Somos los que somos y estamos los que estamos”, sentenció.

LVBP.com



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.