COMPARTE

Uno de los principales motivos de consulta en urología son las infecciones urinarias recurrentes en mujeres postmenopáusicas. Estas pueden resultar todo un reto, por lo que no existe una única solución mágica, pero se pueden emplear varias estrategias para lograr hacerlas sentir mejor.

La presencia de bacterias en orina aumenta con la menopausia, edad, diabetes y actividad sexual; sin embargo, no siempre es recomendable su tratamiento, ya que el uso indiscriminado de antibióticos sin mejorar la raíz del problema tiende a producir resistencia a los antibióticos disponibles. También es cierto que en muchas ocasiones las mujeres experimentan síntomas como ardor al orinar, aumento de frecuencia urinaria, urgencia o desespero por orinar, lo cual las lleva a confundir cistitis infecciosa con cistitis atrófica postmenopáusica.

La postmenopausia se caracteriza por disminución significativa de secreción de estrógeno (hormona femenina) en los ovarios, llevando a atrofia vaginal, que se acompaña de resequedad vaginal, picor genital (prurito), dolor al tener relaciones sexuales (dispareunia) e incontinencia urinaria. Los estrógenos estimulan el crecimiento de la flora vaginal normal (Lactobacillus), mantienen bajo el pH de la vagina, evitando así la presencia de bacterias intestinales que son los que producen la mayoría de las infecciones urinarias. De igual manera, la falta de esta hormona produce debilidad de los músculos que sostienen la vejiga y uretra, la vagina y el útero, aumentando el riesgo de incontinencia urinaria y prolapsos genitales.

Entonces, ¿cómo podemos ayudarlas? De acuerdo a investigaciones y a lo que las pacientes refieren en consulta, podemos darles unos tips para que se sientan mejor:

  • Estrógenos… Comentamos que los estrógenos estimulan la oxigenación del tejido vaginal, mantienen su pH y restauran sus barreras protectoras, por lo que su uso local disminuye las infecciones urinarias a repetición.
  • Probióticos… Arriba mencionamos a unas bacterias llamadas Lactobacillus, las cuales son beneficiosas para nuestro organismo. Éstas reducen el número de bacterias infecciosas en la flora fecal o vaginal que pudieran pasar a través de la uretra hacia la vejiga.
  • Arándano… El jugo o cápsulas de arándano rojo han demostrado ser beneficiosos disminuyendo la recurrencia de infecciones urinarias, sin embargo, aún no se cuenta con suficiente evidencia que la respalde.
  • Relaciones sexuales… Durante las relaciones sexuales se facilita la entrada de bacterias a la vía urinaria, por lo que es recomendado orinar antes y después para arrastrar con la orina las bacterias que pudieran estar subiendo por la uretra.

Siempre de la mano del urólogo quien determinará cuál es la causa de tu condición y decidirá la opción de tratamiento que ¡mejor se adapte a ti!




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.