Cajeros automaticos siguen sin dispenzar efectivo a los usuarios de la gran valencia Foto Angel Chacón

Llegar a los alrededores de una agencia bancaria a las 5:00 a.m. no es garantía de que el usuario pueda sacar dinero del cajero automático. Sobran las experiencias de personas que se han parado temprano y después de hacer una larga cola, se van a su casa con las manos vacías y un gran enojo, por no decir otra cosa, porque el dinero se acabó.

Y es que sin ser médicos, los telecajeros quedaron solo para  consultas, en detrimento de la clientela ávida de efectivo. Los bancos no dispensan el dinero que necesita la colectividad  porque simplemente no lo tienen.

La falta de dinero circulante cada día agobia más a quienes viven en Venezuela. No poder contar con billetes para comprar los obliga pagar hasta el doble por cualquier producto alimenticio, bien sea industrializado o que provengan del campo.

Colas solo para consultar saldos. ( Foto Angel Chacón)

Los cajeros automáticos representaban la posibilidad de que una persona pudiera obtener su dinero, sin tener que acudir a una agencia bancaria. Anteriormente un cliente podía utilizar los servicios a cualquier hora de la noche o del día, y recibía el dinero. Pero ese servicio que alguna vez formó parte de la modernidad del país, pasó a la historia. En la mayoría de los casos los equipos solo se usan para consultar saldos.

Por disposición de la Superintendencia de Bancos, los clientes pueden retirar hasta 10 mil bolívares de cajeros automáticos.  ¿Qué se puede comprar con esa cantidad?, nada. Por lo general la gente que va a retirar ese monto, lo hace para pagar pasaje o para echar gasolina.

Si se intenta retirar el efectivo en las taquillas, los montos no varían mucho. La mayoría de las entidades bancarias solo dispensan un máximo de 20 mil bolívares diarios, por lo que quien tenga tiempo de sobra podrá ir todos los días al banco, para almacenar en un mes 400 mil bolívares, sino gasta nada.

Por lo general las colas dentro de los bancos para obtener el efectivo no avanzan, porque los cajeros tienen que esperar que vaya algún cliente a depositar, para poder entregar los billetes a las otras personas. La espera se hace larga, porque ya no es muy común que la gente haga depósitos de grandes sumas de dinero. Ni siquiera los comerciantes de origen asiático.

En pantalla se remite a otros cajeros donde tampoco hay dinero en efectivo. (Foto Angel Chacón).

En la avenida Bolívar norte de Valencia hay un centro comercial donde en la parte de afuera están cuatro cajeros automáticos. Vendedores que permanecen todo el día en la acera aseguran que los bancos no les ponen dinero desde diciembre del año pasado. Sin embargo consultamos sobre el particular a una gerente de uno de los bancos, y dijo que se les pone dinero a las 9:30 a.m. y a las 2:00 p.m..

La comodidad de los usuarios que utilizan los telecajeros comenzó a mermar desde que muchos de estos fueron retirados de centros comerciales. Al haber menor cantidad de equipos, se incrementó el número de clientes que intentan utilizar los servicios de los pocos que quedan.

Hasta mediados del año pasado, en algunos telecajeros de Valencia se podía retirar billetes de 10 mil bolívares, de los nuevos. Ahora la mayoría de los usuarios del servicio no puede obtener ni nuevos ni viejos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.