(Foto Referencial)

Yeison José Amundaraín Villamizar era buhonero, tenía 25 años y fue hallado muerto, a machetazos, dentro de la vivienda de una mujer con la que mantenía una relación sentimental de un mes y medio, en el sector Cañaote, barrio 24 de Marzo de Fiestas Patrias, municipio Sucre, al este de Caracas.

Los familiares de Yeison sospechan que pudo haber sido victima de un crimen pasional, de acuerdo con las evidencias que ellos manejan. La mujer con la que Yeison mantenía esa relación dio una versión que está siendo corroborada por las autoridades.

La novia alega que el hombre estaba solo en la casa porque ella se encontraba hospitalizada en un CDI debido a una infección en los riñones. Del inmueble no se llevaron nada de valor.

Yeison trabajaba en una frutería de Petare, dejó dos hijos, de un año cada uno en parejas distintas.

Piensan que al joven tuvieron que someterlo varias personas para dominarlo porque era fuerte y corpulento.

Víctima del FAES

En otro caso, familiares del buhonero Carlos Figueroa (20) denunciaron que lo mató una femenina de las FAES, y simularon un enfrentamiento el martes de 8 a 9 de la mañana en un barrio cercano al terminal de oriente.

Figueroa se había dedicado últimamente a vender plátanos y verduras para ganarse la vida porque anteriormente era mototaxista, pero hace dos meses tuvo un choque con su moto y como no tenía dinero para repararla, la vendió. Por eso se puso a vender en la calle.

Andaba con un bastón para apoyarse porque se lesionó la pierna izquierda en la colisión.

Figueroa vivía en el barrio José Félix Ribas, de Petare y había ido a ese sector a visitar a una novia. Cuando venía bajando lo retuvieron en un operativo. Unos conocidos les informaron a los familiares que las FAES se lo habían llevado, lo buscaron en puestos policiales y no lo hallaron.

El viernes 18 lo encontraron en la morgue.

“Esta siempre es la última opción”, dijo un pariente de Figueroa.

Un testigo referencial les contó que una mujer policía le metió el cañón de su pistola en la axila derecha y le disparó. Después le “sembraron” un revolver y alegaron que se había enfrentado.  “Esas son más malas, las mujeres”, señaló el familiar.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.