Max Verstappen
El piloto holandés de Fórmula 1 Max Verstappen de Red Bull Racing en acción durante la primera sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Fórmula 1 de Mónaco. EFE/EPA/Christian Bruna

Max Verstappen (Red Bull), líder del campeonato y que aspira a ganar un tercer título seguido, lideró este viernes, en el circuito urbano de Montecarlo, los entrenamientos libres para el Gran Premio de Mónaco, el sexto del Mundial de F1; donde se inscribió por delante del monegasco Charles Leclerc (Ferrari) y de los españoles Carlos Sainz -compañero del anterior- y Fernando Alonso (Aston Martin), que firmaron el tercer y el cuarto crono, en la tabla de tiempos.

Verstappen, de 25 años, que comanda el Mundial con 119 puntos, catorce más que su compañero, el mexicano Sergio Pérez -que marcó el séptimo crono en los ensayos y que quiere repetir su victoria del año pasado en la carrera más icónica del campeonato-, se jugará, sobre el papel, con éste y con los anteriormente citados la ‘pole’ en la calificación de este sábado. Que, en teoría, puede ser decisiva en el desenlace de la prueba más glamurosa del año, que se disputa en el circuito más corto del calendario y en las estrechas calles del bello principado de la Costa Azul, en las que es prácticamente imposible adelantar.

Tras la suspensión, el pasado fin de semana, del Gran Premio de la Emilia-Romagna -el que iba a ser el primero en Europa-, a causa de las inundaciones que se cobraron al menos catorce muertos y unos 36.000 desplazados en la región de Italia en la que se ubica el circuito de Imola, la Fórmula Uno aspira a recobrar la normalidad; y se reanudó sin grandeds novedades, con el gran favorito al frente.

Max Verstappen lideró los entrenamientos 

Verstappen fue el más rápido en el segundo entrenamiento, en el que todos marcaron sus vueltas rápidas del día, con el neumático blando, al cubrir los 3.337 metros de la pista del principado mediterráneo en un minuto, doce segundos y 462 milésimas, sólo 65 menos que el monegasco Charles Leclerc (Ferrari).

En una sesión que Sainz -tercero a 107 milésimas del que fuese su primer compañero en la F1 (en 2015 y con Toro Rosso, actual Alpha Tauri)- acabó antes de tiempo; al perder el control de su monoplaza en la zona de la piscina, provocando -a falta de 17- una interrupción, con bandera roja, de unos cinco minutos. Su compatriota, el doble campeón mundial asturiano -tercero en el certamen, después de un espectacular arranque de temporada, a 44 puntos de ‘Mad Max’, se quedó a poco más de dos décimas del nuevo ídolo deportivo de los Países Bajos.

Sainz empezó bien y acabó mal; pero sus opciones siguen intactas, en una pista en la que fue segundo las dos temporadas pasadas. El madrileño lideró un primer ensayo que tuvo un claro color español, con Alonso -que festejó dos de sus 32 victorias en la F1 en Mónaco (2006 y 2007)- en la segunda posición de la tabla de tiempos.

Carlos firmó el mejor tiempo matinal al parar el cronómetro en 1:13.372, con una ventaja de 338 milésimas sobre el astro astur; en una sesión la que ‘Checo’ acabó cuarto, a 666 milésimas de Sainz y a sólo tres del séptuple campeón mundial inglés Lewis Hamilton (Mercedes), tercero en una sesión en la que los mejores cronos se marcaron con el compuesto medio y en la que nadie llegó a rodar con el blando.

Por su tercera pole

Leclerc -que este sábado buscará su tercera ‘pole’ seguida en las calles que le vieron crecer- había firmado el quinto por la mañana -a poco más de siete décimas de su compañero español- y Verstappen el sexto, a 872 milésimas del español de Ferrari.

La sesión acabó tres minutos antes de lo previsto a causa del accidente, sin mayores consecuencias físicas, del tailandés Alex Albon; en Santa Devota, donde dañó claramente toda la parte izquierda de su Williams antes de que se decretase bandera roja y, justo después, el final del entrenamiento.

Con anterioridad al percance de Albon -que apenas pudo rodar los últimos diez minutos de la segunda sesión y marcó el penúltimo crono del día- hubo otra interrupción, asimismo con bandera roja, debido al trompo que dio el alemán Nico Hülkenberg en la nueva ‘chicane’, en la que golpeó las barreras con su Haas, interrumpiendo el ensayo durante unos minutos, para retirar de la pista los pequeños desperfectos que había soltado.

El neumático blando no se instaló hasta pasado el vigésimo minuto del entrenamiento vespertino, con Alonso marcando el ritmo en esos momentos (1:12.786).

El genial piloto asturiano, en una segunda juventud con 41 años, en la que, con cuatro podios en las primeras cinco carreras -sus primeras cinco con Aston Martin, escudería de la que ya es buque insignia-, se ha convertido en la gran sensación del arranque de una temporada en la que, por primera vez, apunta de forma clara a su victoria 33. Diez años después de la anterior, en el Gran Premio de España, en el circuito de Montmeló (Barcelona), que se volverá a llenar a reventar de nuevo el próximo fin de semana, con motivo de la séptima prueba del año.

Alonso rebajó algo más de una décima su marca, pero acabó cuarto. Aspirando también a una ‘pole’ desde la que forjó sus dos triunfos en la prueba urbana con más solera de un Mundial que sin ella perdería gran parte de su esencia.

Accidente de Sainz

Sainz no sufrió consecuencias físicas, pero dañó la parte derecha de su Ferrari, que accidentó en la decimosexta de las 19 curvas de la mítica pista monegasca: en la misma zona que sufrió idéntico percance su compañero Leclerc en 2021.

Fernando acabó a dos décimas del neerlandés, al que concluyeron prácticamente pegados los Ferrari. Ansiosos ambos. Leclerc, por ganar ante sus compatriotas una carrera en la que su mejor resultado es el cuarto del año pasado; Carlos, más aún después del traspiés de este viernes, por lograr, al menos, el que sería su primer podio del curso. El decimosexto desde que corre en la categoría reina, en la que la pasada campaña logró su primer triunfo. En otro templo: Silverstone (Inglaterra).

‘Checo’ elevó este curso, con sus éxitos en Arabia Saudí y Azerbaiyán, a seis su número de victorias en la F1. Y en Mónaco -donde fue tercero en 2016, con un Force India-, el bravo piloto tapatío, que este viernes se quedó a 529 milésimas de su colega neerlandés, quiere repetir su triunfo de 2022.

En una pista en la que entre Alonso y ‘Checo’ se inscribieron el inglés Lando Norris (McLaren) y su compatriota Hamilton -quinto y sexto este sábado- y que será decisiva la batalla a una vuelta en la calificación de este sábado. Que se disputará horas después del tercer y último entrenamiento; y que ordenará la formación de salida de la carrera del domingo, prevista a 78 vueltas, para completar un recorrido de 280,2 kilómetros.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.