helicóptero
Foto Referencial. (Foto Cortesía).
COMPARTE

Las autoridades de Venezuela proseguían este jueves la búsqueda del piloto de un helicóptero acusado de comandar un “ataque terrorista” contra la sede del máximo tribunal en Caracas, en medio del misterio y también del escepticismo de algunos venezolanos.

Dos días después de que la aeronave lanzara cuatro granadas contra el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), las fuerzas de seguridad no habían dado con el paradero del piloto Óscar Pérez, pese a que hallaron el aparato el miércoles en la población costera de Osma, a 85 km de Caracas.

El Ministerio de Interior pidió a Interpol emitir orden de captura contra Pérez, policía y actor aficionado de 36 años, a quien acusa de estar vinculado con la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA).

Aunque el gobierno socialista vincula el ataque con la oposición, ésta se deslindó del hecho y continuó este jueves con las protestas que dejan 82 muertos en tres meses, según la Fiscalía.

Esta no es la forma de accionar de la oposición que sólo exige un cambio democrático de manera pacífica, afirmó el diputado Juan Guaidó, en representación de la MUD.

Decenas de jóvenes fueron detenidos en la marcha que pretendía llegar este jueves a la sede del poder electoral en Caracas y que fue dispersada con gases y perdigones, dijo el vicepresidente del Parlamento, el opositor Freddy Guevara.

La movilización repudió la convocatoria de Maduro a una Asamblea Constituyente,cuyos integrantes serán elegidos el 30 de julio, pues aducen que es un fraude para perpetuarse en el poder.

– “¡No hallábamos por dónde correr!” –

El martes circularon videos en redes sociales que mostraban el helicóptero sobrevolando Caracas. También fotos de la nave con un cartel que decía “350 Libertad”, en referencia a un artículo constitucional invocado por la MUD para desconocer al gobierno.

“Yo estaba fregando unos corotos (platos) cuando sentimos unas detonaciones de armas largas, escuchamos la explosión, vimos el helicóptero, fue mucha conmoción, no hallábamos por dónde correr”, contó a la AFP Isabel Mendoza cerca del TSJ.

En el barrio La Trinidad, donde el helicóptero se posó sobre un edificio, Catalina Granados cuenta que se asustó muchísimo. “Pero sacó la bandera del 350 y fue un momento de esperanza. A pesar de que algunos dicen que es una cortina de humo, pienso que esta persona se arriesgó para darnos fe”, dijo a la AFP.

Abonando a las especulaciones sobre los motivos del ataque, Óscar Rivas, amigo del piloto, aseguro que éste sufrió el asesinato de un hermano hace menos de dos semanas.

Guiados por el presidente del TSJ, Maikel Moreno, y el canciller Samuel Moncada, un grupo de diplomáticos recorrió este jueves las instalaciones de la corte para ver dónde impactaron las granadas.

Moreno les pidió ser multiplicadores de esta verdad: En Venezuela hubo un “ataque terrorista” y debe ser condenado, subrayó.

“Algunos dicen que hasta fue inventado por el gobierno, que lo hicimos a propósito para desviar la atención de la opinión pública. Ese tipo de barbaridades se siguen diciendo”, afirmó Moncada, acusando a la oposición de hacerse “los locos”.

– Acción individual o complot –

Quienes creen que es una trama del gobierno, dicen que es para desviar la atención de las protestas y sentencias del TSJ emitidas el mismo martes, que debilitaron las competencias de la Fiscalía, o justificar un mayor represión.

La fiscal general, Luisa Ortega, chavista devenida en fuerte crítica del gobierno, ha presentado recursos contra la Constituyente y denunciado una ruptura del orden constitucional.

El TSJ, que ha desestimado todos sus recursos, evaluará el martes en audiencia si enjuiciará a la fiscal, a quien prohibió salir del país y le congeló sus bienes.

La Fiscalía, por su parte, imputó este jueves al general Antonio Benavides, ex comandante de la Guardia Nacional, por supuestas graves violaciones de derechos humanos en las protestas.

El caso del helicóptero parece tener una motivación individual en lugar de una conspiración del gobierno o un intento coordinado con otros actores de seguridad o militares, pero ocurre en medio de protestas cada vez más violentas y ponen a prueba la lealtad de los aparatos de seguridad, opinó la consultora Eurasia Group.

“El enemigo está trabajando en nuestra fractura. Mantengámonos unidos y que no reine la división en la Fuerza Armada Nacional”, afirmó el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino López.

El dirigente opositor Henrique Capriles ve de fondo una agudización de las divisiones en el oficialismo: “Adentro, en la Policía, Guardia Nacional, todas las instituciones, hay división”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.