(Foto Cortesía)

El agente aduanero Luis Gerardo Mayora Pérez (21) murió después de convalecer por más de tres meses a consecuencia de las heridas de bala que sufrió al ser asaltado y despojado de su moto, en la urbanización Atlántida, de Catia La Mar, estado Vargas.

Mayora era el menor de cinco hermanos, TSU en administración de empresas egresado del IUTA, soltero y residenciado con sus padres en el sector Montesano, de Maiquetía.

El 3 de junio el joven trabajador fue a un taller mecánico con la finalidad de ayudar a su hermano mayor que tenía allí su carro en reparación, y cuando bajaba a comprar un botellón de agua lo interceptaron tres delincuentes que tripulaban un vehículo Toyota Starlet, lo obligaron a entregar la moto Empire Horse, color azul, y a pesar de que no se resistió le dispararon en el cuello, en el rostro y se llevaron la moto.

A Mayora lo trasladaron al hospitalito de Catia La Mar, pero no había insumos para atenderlo y fue llevado al Seguro Social, de donde lo refirieron a ProSalud, frente a la Plaza Mayor de Catia La Mar. El jueves 6 de septiembre, dejó de existir.

La moto de Mayora fue localizada –sin placas- en el barrio Ezequiel Zamora, parte alta de Catia La Mar.

Su padre Reny Alejandro Mayora y otros familiares acompañados por amigos y compañeros de trabajo realizaban este sábado los trámites en la morgue de Bello Monte para retirar el cuerpo y darle cristiana sepultura en el  cementerio de Punta de Mulatos en La Guaira.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.