Naciones Unidas ha respondido este miércoles a las últimas declaraciones del presidente de EE.UU., Donald Trump, sobre los recientes ataques de Irán asegurando que da la “bienvenida a cualquier indicación de que los líderes están evitando una mayor confrontación”.

Así lo manifestó hoy Stéphane Dujarric, el portavoz del secretario general de la ONU, António Guterres, en una rueda de prensa en la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

En su comparecencia, Dujarric insistió en la importancia de que los líderes mundiales hagan “todo lo posible para evitar una mayor escalada”.

Asimismo, el portavoz indicó que Guterres ha conversado con el presidente iraquí, Barham Salih, a quien transmitió “la solidaridad de la ONU en continuar apoyando al pueblo iraquí”.

Además, el secretario general instó a respetar la soberanía y unidad de Irak y subrayó que “es importante que Irak no pague el precio de rivalidades exteriores”.

El presidente estadounidense anunció este miércoles nuevas y “poderosas” sanciones económicas contra Irán, a la vez que instó a las potencias mundiales, como el Reino Unido, Francia y Rusia, a que “rompan” con el acuerdo nuclear de 2015 con Irán para renegociar un nuevo pacto.

Trump hizo estas declaraciones en un mensaje a la nación realizado tras el bombardeo iraní de ayer contra dos bases militares iraquíes donde había tropas estadounidenses, realizado en represalia por el asesinato del general iraní Qasem Soleimaní, la pasada semana cerca del aeropuerto de Bagdad.

Todos los ojos estaban puestos en las declaraciones de Trump, después de que el sábado asegurara que reaccionaría ante una eventual represalia de Irán contra “cualquier estadounidense o activo estadounidense” atacando “muy rápido y muy fuerte” 52 sitios iraníes.

Hace unas horas, Guterres había vuelto a insistir a los líderes mundiales que detengan la escalada de violencia.

“El lunes, el secretario general hizo un ardiente llamamiento por la paz. Su mensaje a los líderes del mundo fue simple: ‘Detengan la escalada. Ejerciten la máxima moderación. Restablezcan el diálogo. Renueven la cooperación internacional'”, dijo esta mañana Dujarric, antes de insistir en que este llamado “hoy sigue siendo tan importante como el lunes”.

En un breve comunicado, Dujarric explicó que Guterres continuará sus contactos “activos” con actores relevantes para intentar reducir la tensión.

“Es nuestro deber común hacer todos los esfuerzos posibles para evitar una guerra en el Golfo que el mundo no se puede permitir”, subrayó una vez más Guterres, antes de pedir a los líderes mundiales que no se olviden “del terrible sufrimiento humano que causan las guerra”.

“Como siempre, la gente común paga el precio más alto”, concluye la nota del portavoz. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.