(Foto referencial)

Pacientes con trasplantes de riñón en Maturín, estado Monagas, acuden a clínicas veterinarias para adquirir los fármacos que deben ingerir, para no perder el organo que se les donó.

El medicamento que se receta a los pacientes trasplantados es la prednisona, un antiflamatorio que ayuda a disminuir el rechazo del órgano y su ingesta es permanente

La escasez del medicamento y su precipitación para no perder el órgano trasplantado obligaron a los médicos a prescribir estos medicamentos.

Según Mayerlin Naranjo una paciente afectada aseguró que los especialistas prefieren recetar tratamientos de animales a que el paciente no tome nada.

Los ciudadanos denunciaron que desde hace cuatro meses los medicamentos como  Myfortic, Mofilet y Tacrolimús no llegan al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), además, aseguraron que cuando el Seguro Social recibe donaciones es asignado uno por pacientes, lo que abarca un mes, pero luego pasan  tres meses esperando la reposición.

Los último remedios que recibieron eran genéricos provenientes de la India, de los que a muchos no les funcionaron, manifestaron.

El Pitazo

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.