La isabelica árboles
Avenida 3, frente a la clínina La Isabelica ambulatoria La Isabelica. Foto Francis Tineo

Las fuertes lluvias de la tarde del domingo arrancaron de raíz varios árboles de la Isabelica que arrastraron postes y cableado eléctrico.

Deysi Martínez estaba asomada por la ventana de su casa en el sector 13 cuando la brisa comenzó a arremolinarse. “Parecía un huracán, se formó un tornado en el estacionamiento y las ramas comenzaron a girar”.

Había tres árboles frente a su vivienda y el más grande se vino encima a las 2:30 pm arrastrando a los otros dos desde las raíces. De inmediato se fue la luz y Deysi y su familia quedaron atrapadas.

La madre de Deisy, una señora de 76 años, entró en una crisis nerviosa que no pudo controlar hasta pasadas las 5 de la tarde, cuando los vecinos lograron despejar la entrada en pleno aguacero. “La tensión se le subió a 200. No pudimos llevarla a ningún sitio hasta que nos ayudaron a quitar el montón de ramas frente a la casa”, relató Martínez.

Jorge Salcedo fue otro de los afectados en el sector. El ventarrón se llevó su tanque de agua y su aire acondicionado de ventana. “La platabanda, las ventanas y las tuberías también sufrieron daños. Pedimos ayuda al gobernador Rafael Lacava porque no contamos con los recursos para reponer las pérdidas”.

15 árboles caídos, ningún herido

Algunos residentes contaron hasta 15 árboles caídos de distintos tamaños, que dejaron las calles de La Isabelica repletas de escombros. El personal de la alcaldía y Bomberos de Valencia ayudaron a limpiar en en los sectores 12 y 13, pero vecinos de otros sectores siguen a la espera de ser atendidos.

“Llamamos, vinieron a tomar fotos pero no han recogido nada”, explicó Yolis Flores, habitante de la avenida 03. Desde el frente de su casa ve el árbol caído dentro del gimnasio El Puño y un poste eléctrico enredado en las ramas.

Yolis pasó toda la mañana observando el panorama pensando en lo repentino de los acontecimientos. Sintió alivio al enterarse que no hubo heridos, pero la preocupación general no desvaneció. “Todo fue muy extraño, como si nada más hubiese llovido en La Isabelica. Hasta cayó granizo”.

La isabelica árboles
Postes y guayas caídas en sector 8 de La Isabelica. Foto: Cortesía @Marytovar

Ni luz, ni cable, ni Internet

Oswaldo Pérez vive en el bloque 55 también está preocupado. Lo que más desea es que regrese la electricidad para que los bomberos puedan trabajar en la remoción del árbol que se estrelló en su propiedad, reventando vidrios y rompiendo la tubería de la bomba de su edificio. “Estamos sin cable, sin Internet. Ayer escuchamos la explosión de varios transformadores y hay un montón de guayas caídas”.

Desde el techo de su casa, Pérez ha intentado cortar un tronco demasiado grueso para una herramienta tan rudimentaria como el machete. A esa altura ve cómo algunos vecinos aprovechan las ramas más delgadas para recolectar leña.

En el patio interno del bloque 55 otro árbol destruyó por completo un huerto, donde Ernesto Medina tenía matas de cambur, guanábana, topocho y aguacate. “Los bomberos vinieron, dijeron que habían zonas más afectadas y que regresarían. Pero seguimos esperando”.

Los bomberos explicaron a otros vecinos que no contaban con herramientas suficientes para atender todos los derrumbes de inmediato, y que mientras no restituyeran el servicio eléctrico no podrían poner a funcionar las sierras.

La Isabelica árboles lluvias
Un árbol cayó sobre un vehículo estacionado en el sector 8 de La Isabelica. / Foto cortesía Milagros Barajas

Peligro latente

Los vecinos de La Isabelica solicitaron más cuadrillas de la alcaldía y la gobernación para agilizar la poda y limpieza de las ramas acumuladas, así como la tala de los árboles que quedaron inclinados tras el vendaval, amenazando con desplomarse. “Queremos que el Institutos Municipal del Ambiente autorice la tala de los árboles del sector 13, porque si vuelve a llover corremos peligro”.

A la espera que las autoridades atiendan el llamado Deysi Martínez intentará conciliar el sueño está noche. “Cierro los ojos y escucho los gritos. Aquí no se ha dormido nada, preocupados. Necesitamos que nos atiendan”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.