El Instituto de Medicina Legal (IML) de Perú suspendió hoy, por segunda vez, la evaluación médica que se iba a realizar al expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) por orden de la Justicia, para dilucidar su estado de salud mientras permanece internado en una clínica local desde hace más de cien días.

Después de que la evaluación prevista para este lunes se suspendió por la inasistencia de uno de los cinco integrantes del equipo médico encargado de la revisión, hoy se presentó una situación similar, según informó el diario El Comercio.

El médico Edgardo Huarhua, quien integra ese equipo, informó al rotativo que hoy no se realizó la diligencia porque fueron notificados de la nueva programación a última hora.

“Esa información la debe proporcionar la Oficina de Criminalística, (pero) hoy día recién nos están notificando y ya se verá en la semana. Eso depende de la jefatura, de cómo disponga los trabajos”, detalló al referirse al momento en que se concretará la medida.

El médico personal de Fujimori, el excongresista Alejandro Aguinaga, señaló, por su parte, que no estará presente cuando se realice el peritaje médico.

“No lo creo conveniente. Allí está la historia clínica y todos los exámenes realizados, tratamientos que recibe y procedimientos propuestos por los cardiálogos”, indicó.

El viernes pasado la Corte Suprema de Perú ordenó que se evalúe la salud de Fujimori para determinar cuándo podrá seguir cumpliendo la condena a 25 años de cárcel que se le dictó en 2009 por crímenes de lesa humanidad.

La resolución señaló que peritos del Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público deberían evaluar el estado de salud del exgobernante, de 80 años, y emitir un informe que permita determinar si debe seguir internado en la clínica o puede recibir atenciones médicas en prisión.

El tribunal solicitó, además, que la clínica indique cuándo se dará de alta a Fujimori y que brinde la información del historial médico del exgobernante.

Fujimori ha permanecido en la clínica en medio de sospechas de que su prolongado internamiento es una estrategia para evadir la orden judicial, en tanto espera se resuelva una apelación a la anulación de su indulto.

En noviembre pasado el Instituto de Medicina Legal elaboró un informe médico que señaló que Fujimori padece de hipertensión arterial no controlada, problemas cardiacos, fibrilación auricular paroxística y cardiopatía coronaria crónica.

Sin embargo, el documento no precisó que su salud se encuentre gravemente amenazada, por lo que nuevamente los familiares de las víctimas de los delitos por los que fue condenado cuestionaron que no fuera llevado a una prisión.

Fujimori permanece internado en una clínica de Lima desde el 3 de octubre de 2018, cuando la Corte Suprema dejó sin efecto el indulto humanitario que le otorgó el expresidente Pedro Pablo Kuczynski en diciembre de 2017, cuestionado por presuntamente haberse dado por intereses políticos. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.