Marcus Rashford lamentándose tras fallar un penalti para la selección inglesa en la final de la Eurocopa. / Foto EFE

Marcus Rashford, futbolista inglés que sido objeto de graves insultos racistas tras fallar un penalti en la final de la Eurocopa que perdió su selección frente a Italia, pidió perdón este lunes por su error en el campo, pero dejó claro que “nunca” se disculpará por quién es o por su procedencia.

“Puedo aceptar las críticas a mi actuación, mi penalti no fue lo suficientemente bueno, debería haber entrado, pero nunca me disculparé por quién soy y de dónde vengo. No he sentido más orgullo que llevar esos tres leones en el pecho y ver a mi familia animándome ante una multitud de decenas de miles de personas”, escribió el delantero en un mensaje publicado en sus redes sociales.

“Ni siquiera sé por dónde empezar y ni siquiera sé cómo poner en palabras cómo me siento en este momento exacto”, comienza el texto del jugador del Manchester United, que admite que ha tenido una temporada “difícil” y que quizás llegó al momento clave del último partido del curso “con falta de confianza”.

“Lamentablemente, el resultado no fue el que quería. Sentí que había decepcionado a mis compañeros de equipo. Sentí que había decepcionado a todo el mundo. Un penalti era todo lo que me pedían para contribuir al equipo. Puedo marcar penaltis mientras duermo, así que ¿por qué no ese?”, continúa el escrito, en el que reconoce que no existe una palabra para describir su estado de ánimo tras perder la final de la Eurocopa en la tanda de penaltis.

“Todo lo que puedo decir es que lo siento. Ojalá hubiera salido de manera diferente”, lamentó Rashford, que quiso alzar su voz por sus compañeros de selección tras un verano en el que ha disfrutado de una de las mejores concentraciones de su carrera en la que el grupo ha construido una hermandad que es “inquebrantable”.

Añadió que siempre soñó con días como el de la final del domingo y destacó que, pese a las críticas, los mensaje recibidos tras la derrota han sido “positivamente abrumadores”.

“Las comunidades que siempre me rodearon continúan sosteniéndome. Soy Marcus Rashford, 23 años. Hombre negro de Withington y Wythenshare, al sur de Manchester. Gracias por todos los bonitos mensajes. Volveré más fuerte. Volveremos más fuertes”, concluye el texto del delantero.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.