pdvsa
Refinería El Palito, Puerto Cabello. (Foto archivo)

Sin poder producir ni una sola gota de diésel o gasolina. Así llega la Refinería El Palito (REP), en Puerto Cabello, Carabobo, a sus 61 años este miércoles 23 de junio. A comienzos de 2021 Pdvsa decidió paralizar sus operaciones para iniciar un mantenimiento mayor cuya culminación, según voceros oficiales, estaba pautada para abril. Sin embargo, ya suma casi seis meses inoperativa y con un panorama poco alentador.

Fue el 23 de junio de 1960 cuando la REP inició su producción, con una capacidad instalada inicial de 55 mil barriles de petróleo por día (bpd), en dos plantas: destilación primaria de crudo y reformación catalítica. Con el pasar de los años, su capacidad fue ampliada hasta llegar a la actual: 140 mil bpd, suficientes para cubrir el consumo de al menos 10 estados de la región Centro Occidental del país a través de las plantas de distribución El Palito, Yagua y Barquisimeto.

Según Horacio Silva, representante sindical petrolero, el daño que presentan las instalaciones de la refinería carabobeña es grande. La planta de crudo, por ejemplo, tenía 12 años sin mantenimiento, aunque lo correspondiente es que se haga una revisión y corrección cada cinco años. Durante una rueda de prensa virtual el sindicalista señaló que las labores de mantenimiento mayor, en condiciones normales, no deberían durar más de 45 días.

En enero de este año José Joaquín Vargas, integrante del Estado Mayor de Refinanciación de Pdvsa, informó que la refinería había cesado operaciones por los trabajos de mantenimiento. En ese momento el funcionario admitió que las plantas de este complejo estaban profundamente deterioradas debido a la desinversión y las fallas del servicio eléctrico, que durante los últimos seis años se fueron acumulando en detrimento de las instalaciones.

En declaraciones recientes, Vargas asomó la posibilidad de que El Palito retome nuevamente su producción entre finales de junio y mediados de julio. Detalló que en la planta de crudo, vacío y TPR (destilación atmosférica) hay un avance de 80 % en los trabajos, pero no descartó que se presenten nuevos inconvenientes que retrasen todavía más la reactivación de la refinería, en medio de una persistente crisis por la escasez de combustible nuevamente agudizada.

Silva, quien es trabajador de El Palito, agregó que en otras épocas, cuando se hacía este tipo de mantenimiento a las plantas del complejo carabobeño, no resultaba afectada la distribución ni la venta de combustible en los estados centro-occidentales, porque las tres grandes refinerías restantes (Amuay, Cardón y Puerto La Cruz) podían suplir el déficit generado por la paralización. Pero la crisis del sector petrolero es generalizada y actualmente esos centros de refinación tampoco están en su mejor momento.

Aragua, Apure, Barinas, Cojedes, Lara, Guárico, Portuguesa, Trujillo, Yaracuy y Carabobo, antes abastecidos por El Palito, representan 20 % del consumo interno total de combustible en Venezuela y ahora, como el resto del país, dependen exclusivamente de lo poco que se logra producir en el Complejo de Refinación Paraguaná (CRP), Falcón, o en Puerto La Cruz, Anzoátegui.

Sin motivos para celebrar

Para el vocero sindical hoy no hay nada qué celebrar, porque así como se fueron deteriorando las instalaciones petroleras, también la calidad de vida de los trabajadores de Pdvsa mermó significativamente. “Nos hemos convertido en los esclavos del siglo XXI. Estamos frente a una dirigencia sindical que se arrodilla al gobierno y no pelea por nuestras reivindicaciones y que ha permitido que nuestro contratos colectivos sean manejados por el patrono”, dijo.

El camino hacia la recuperación de El Palito está lejos de ser exitoso. El complejo estuvo paralizado desde 2017, luego del colapso de su planta de craqueo catalítico (FCC), hasta abril de 2020, cuando arrancó parcialmente sus operaciones, sin posibilidad de producir combustible. Meses después, tras la llegada de los primeros buques iraníes con gasolina y otros insumos, los trabajadores de Pdvsa lograron reactivar nuevamente la planta FCC.

Hace exactamente un año, después de la reactivación de la planta de FCC, la REP producía al menos 37 mil bpd de gasolina, equivalentes a apenas 26,4 % de su capacidad instalada. De acuerdo a datos de sindicalistas y fuentes internas de Pdvsa, durante los meses del año pasado que estuvo operativa la producción fue inconstante y se mantuvo entre los 20 mil y 40 mil bpd. No logró alcanzar ni siquiera el 50 % de su capacidad.

Amenaza para el ambiente, la pesca y el turismo

Los constantes intentos fallidos por aumentar la producción de la maltrecha Refinería El Palito derivaron en una gran amenaza ecológica para las playas y frágiles ecosistemas de las costas de Carabobo y Falcón. Tan solo en el segundo semestre de 2020 se registraron al menos cinco derrames de hidrocarburo procedentes de la REP: el 21 de julio, el 8 de agosto, el 13 de octubre, 16 y 29 de noviembre. Todos captados a través de imágenes satelitales por el Laboratorio de Sensores Remotos de la Universidad Simón Bolívar.

El de mayor impacto fue el de julio, cuya mancha tenía una longitud de aproximadamente 27 kilómetros, casi la misma del Lago de Valencia. Fueron más de 20 mil barriles de hidrocarburo y desechos que salieron de las lagunas de oxidación de El Palito y fueron a parar directamente al mar, llegando hasta el Golfo Triste y el Parque Nacional Morrocoy.

Pero no solo el ambiente resultó golpeado. Los derrames petroleros han afectado considerablemente la pesca artesanal de orilla, uno de los principales sustentos de los habitantes del eje costero de Carabobo, especialmente de quienes viven cerca de la refinería.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.