La cota del río Caroní alcanzó los 12:60 metros sobre el nivel del mar (msnm), lo que indica una alerta roja. El Orinoco se mantuvo en alerta amarilla con 11:65 msnm, confirmó el director de Protección Civil en el municipio Ángel Rodríguez.

El Correo del Caroní publicó que sectores de las parroquias Cachamay y Dalla Costa son los más vulnerables por su cercanía al río. Para la mañana del viernes, algunas calles de los barrios José Gregorio Hernández y Los Oleandros, en la franja de Castillito, evidenciaban la crecida del río.

Las aguas no solo han tomado las calles, también algunas viviendas que han tenido que ser desalojadas y las familias ubicadas en refugios temporales, otras se han movilizado a casas de familiares, difundió el portal.

Una de las afectadas en Miladis Lares, quien vive en Los Oleandros con otras seis personas. Mencionó que la crecida del río había sido paulatina hasta este viernes, cuando aumentó su preocupación porque el nivel de las aguas crecía cada vez más rápido hasta casi entrar a su casa. “Queremos que vengan y nos digan para dónde desalojar y no esperar como el año pasado a que el agua se nos metió, no queremos eso. El año pasado pasamos a la Escuela Dr. Wenceslao Monserratte, por lo que vemos otra vez el río se nos va a meter”, comentó.

Protección Civil acudió el jueves, pero señaló que no recibieron una orientación concreta.

En el barrio José Gregorio Hernández, conocido como El Cerrito, Ramón Romero recuerda que todos los años enfrentan la crecida del río. Asegura que han recibido apoyo de las autoridades, pero como ha ocurrido en otros sectores, la promesa de una reubicación sigue sin cumplirse.

Romero es de los que se niega a abandonar el lugar donde lleva 30 años viviendo, pero el año pasado tuvo que salir y cree que este año también les tocará. “A algunas personas las tienen censadas para reubicarlas por San Félix y otros lados, pero la gente está acostumbrada a vivir aquí”.

María Guzmán, quien habita en el mismo barrio, reclama mayor atención. “Nunca había visto esa crecida tan alta, queremos que le busquen una solución al problema, tengo un poco de niños, se perjudican porque hay plagas, mosquitos, culebras, está dando paludismo, dengue”.

El descontrol con la zonificación de Ciudad Guayana y el haber permitido por tantos años la construcción de viviendas en áreas no aptas, hoy pasa factura.

Más de 260 familias afectadas

El último balance ofrecido por el Comité de Riesgo Caroní indicó que hasta el 23 de julio había 262 familias afectadas por inundaciones, ocasionadas por los ríos, pero también por obstrucción de drenajes.

La data de PC indica que 65 familias se mantienen en refugios en las parroquias Chirica, Cachamay y Dalla Costa, aunque la cifra no coincide con la manejada en las escuelas, que suma más de 100 familias.

Se prevé que los niveles del Caroní se mantengan hasta mediados de agosto.

Lee el trabajo completo en: Correo del Caroní




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.