pequeño Rayan
El niño fue sacado urgentemente del agujero perforado. Foto: EFE
El niño Rayan, de 5 años, fue rescatado muerto tras pasar cinco días en el fondo de un pozo de 32 metros, según anunció un comunicado del Gabinete de la Casa real de Marruecos.

El comunicado, recogido por la agencia oficial MAP, fue publicado inmediatamente después de la finalización esta noche del operativo de rescate, que duró cinco días y tras haber sacado al niño del agujero perforado.

El rey Mohamed VI tuvo una conversación telefónica con los padres de Rayan para darles el pésame, indicó la nota, que añadió que el monarca seguía de cerca el “trágico incidente” y dio instrucciones a todas las autoridades para tomar todas las medidas necesarias para salvar al pequeño.

El caso del niño Rayan mantuvo en vilo a Marruecos y todo el mundo en los pasados cinco días.  El cayó el pasado martes en un pozo estrecho de 32 metros de profundidad en la localidad norteña de Ighran.

Para rescatarlo, los efectivos marroquíes excavaron primero en vertical en paralelo al pozo y luego en horizontal, en una operación delicada en la que se usa pequeño material debido a la naturaleza frágil de la tierra en la zona para evitar fisuras o derrumbes.

Al lugar se ha desplazado un helicóptero de la Gendarmería Real para trasladar al pequeño si fuera necesario.

Las redes sociales en Marruecos y en varios países del mundo árabe se volcaron desde el pasado martes en expresar su solidaridad a los padres del pequeño. Muchos internautas cambiaron sus fotos de perfil por la de Rayan.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.