salario
(Foto referencial)

Los venezolanos compran cada día menos con su salario. Esto ocurre como consecuencia de la pérdida del poder de compra del sueldo mínimo que, en los últimos cinco meses, ha caído en 47 %.

Así lo indican los cálculos del economista Hermes Pérez, quien detalló que a este ritmo es muy probable que en el corto plazo el salario se convierta en el equivalente de 15 dólares.

“Desde marzo que se aumentó a 175 bolívares integrales, 130 de sueldo y 45 de bono alimentación, que representaban 40 dólares más o menos al tipo de cambio de la fecha, se ha perdido cerca del 50 % de su valor”.

Pérez resaltó que Venezuela está por debajo de Haití y de Cuba, que son los países con el sueldo más empobrecido entre las 33 naciones de América Latina.

Aunque este año no se habla de hiperinflación, aún se registra una de las inflaciones más altas del mundo, con cifras oficiales del Banco Central de Venezuela (BCV) que indican que la anualizada es de 137 %. “En ese contexto, y sin que se tomen medidas de fondo para resolver el problema económico que sigue latente, se mantendrá la pérdida del valor del salario”.

Con recursos para aumentar el salario

Las cuentas de Pérez son claras e indican que el gobierno venezolano cuenta con la capacidad para aumentar el salario antes de que termine el 2022.

Detalló que en 2020 produjo 550 mil barriles de petróleo a 25 dólares cada uno, lo que le generó ingresos de seis mil millones de dólares. Este año se produce en promedio 770 mil barriles y el precio está por encima de los 100 dólares por barril, por lo que se estima que los ingresos petroleros del gobierno en 2022 van a estar entre los 18 mil y los 24 mil millones de dólares.

“Si tomamos la cifra más conservadora, esto quiere decir que, de seis mil millones a 18 mil millones, estamos hablando de un aumento de los ingresos del 300 %… El gobierno sí tiene musculo financiero para aumentar los salarios y pensiones, quizás no para ser el más alto de Latinoamérica, pero no se concibe a estas alturas que sea menos de la mitad de Cuba y Haití”.

El economista, quien fue el último jefe de la mesa de cambio del BCV, institución para la que trabajó por 31 años, aseguró que el sueldo mínimo debe ser de entre 100 a 200 dólares, tal como ya lo paga la empresa privada. “Aun así estaríamos en la cola de América Latina, pero es un avance”.

Políticas económicas desacertadas

Una reconversión monetaria el año pasado y permitir que los venezolanos se dolarizaran han sido las únicas medidas recientes que ha tomado el ejecutivo ante la crisis económica, así como la quema de las pocas reservas internacionales para mantener el tipo de cambio desde octubre, política que ya es imposible de implementar al contar solo con alrededor de mil millones dólares.

Por eso se hace necesario que el BCV deje de prestarle dinero al gobierno, porque eso solo genera inflación y que se retomen los créditos que están prácticamente prohibidos por un encaje legal que impide a las agencias bancarias funcionar con normalidad.

“Otra de las desgracias es que tenemos a un abogado a cargo de la economía, a un ingeniero en el BCV, en planificación económica un geógrafo, y yo no tengo nada en contra del resto de las profesiones, pero todos ellos no tienen experiencia en materia económica… ¿Qué nos puede salir bien si no se toman las medidas adecuadas y si las personas a cargo no tienen la preparación ni la experiencia?”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.