Una mujer y sus dos hijas reconocieron este jueves ante la policía ser las responsables del lanzamiento de farolillos volantes sobre un zoológico de Krefeld, Alemania, en la noche de fin de año, que provocó un incendio en el que murieron decenas de simios.

La madre, sexagenaria, y sus dos hijas “adultas” se presentaron voluntariamente ante los investigadores y reconocieron haber lanzado cinco de estos farolillos, presumiblemente de origen chino, prohibidos en 2009 en el estado de Renania Westfalia del Norte, anunciaron la policía local a AFP.

Se encuentran “devastadas”, agrega la fuente. Uno de estos farolillos volantes, comprados por internet, cayó sobre el techo del recinto de monos del zoológico local provocando el incendio mortal que acabó con la vida de unos 30 simios de distintas especies, como orangutanes, titíes y chimpancés.

Las mujeres que se autoinculparon afirmaron que no habían pensado “en las eventuales consecuencias” de su gesto. Ahora pasan a ser las supuestas responsables de un “incendio criminal por negligencia”, posible de una pena de prisión de hasta cinco años y una fuerte multa.

El zoológico de Krefeld cuenta con un millar de animales y recibe unos 400.000 visitantes por año. Tras el siniestro, recibió donaciones y mensajes de solidaridad.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.