Arrendatarios temen que se pudran los alimentos tras cierre preventivo del mercado Periférico La Candelaria (Foto Rosimar Sánchez)

La medida los tomó por sorpresa. La semana pasada cuando Roberto Madero invirtió casi 50 millones de bolívares en mercancía para vender en el mercado periférico La Candelaria, no se imaginó que la Alcaldía de Valencia declarara el cierre preventivo por COVID-19 durante siete días a partir de este lunes.

No hubo un documento formal, ni una explicación detallada por parte de las autoridades. El pasado sábado les notificaron de manera informal de manera informal, el domingo realizaron la jornada de desinfección en las instalaciones y este lunes el mercado no abrió sus puertas al público.

La medida obedece al caso de COVID-19 detectado la semana pasada en La Candelaria, donde una bebé de 9 meses se contagió. Sin embargo, se desconoce si la persona contrajo el virus en las instalaciones del mercado.

“¿El único foco de contaminación es el mercado Periférico? ¿Dónde quedan las camionetas que van full? Ahí no guardan la distancia. ¿Cómo sabemos que esa persona contaminada agarró el virus aquí?”, se preguntó Madero.

Desde que recibió la noticia de que no iba a poder trabajar por siete días, no ha podido dormir pensando cómo va a llevar la comida a sus hijos cuando no tiene cómo generar ingresos para pagar la deuda a sus proveedores de mercancía.

“Son siete días sin comida, siete días sin llevar pan a la casa porque no podemos trabajar”.

La inquietud de Madero la tienen más de 600 arrendatarios.

Pérdidas millonarias

Cada arrendatario invierte entre 50 y 100 millones de bolívares semanales en la compra de alimentos para vender en el concurrido mercado.

Al estar siete días cerrados, las pérdidas son millonarias y toda la comida está en riesgo de dañarse.

Cestas de verduras y hortalizas, pollo, carne, pescado y frutas sacaban los arrendatarios de sus puestos de trabajo este lunes.

Celsa Barriento tiene 29 años trabajando en el mercado. Vende frutas y verduras y aún no asimila que su fuente de trabajo estará paralizada por al menos siete días. De ella depende el sustento para sus hijos y su mamá en silla de ruedas.

“No nos dejan trabajar y queremos que el alcalde nos explique el porqué. Yo compré la mercancía para vender esta semana y todo eso irá para el pote de la basura”.

Comercios abiertos en los alrededores

Las autoridades municipales informaron el pasado sábado que todos los locales en un perímetro de 400 metros debían permanecer cerrados a partir de este lunes 22 de junio, pero la realidad fue otra.

En las adyacencias del mercado La Candelaria, locales de venta de comida permanecieron abiertos la mañana de este lunes. Largas filas y cero distanciamiento social fue lo que se evidenció en el sector.

(Foto Rosimar Sánchez)

“Cuando vinimos a buscar las cosas nos dimos cuenta que la zona comercial de La Candelaria estaba abierta ¿Será que el virus no camina para la calle de atrás, de al frente, de los alrededores?”, cuestionó José Reyes, arrendatario.

(Foto Rosimar Sánchez)

En los alrededores, funcionarios de la Policía de Valencia realizaron perifoneo para exhortar a la población a usar el tapabocas y mantener el distanciamiento físico.

En horas de la tarde de este lunes la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) Carabobo indicó en su cuenta en Twitter que los funcionarios policiales cerraron locales de sectores no priorizados.

 

Discriminación por alerta roja

Desde el pasado sábado cuando la Alcaldía de Valencia declaró alerta roja en el mercado Periférico por el caso de coronavirus en la parroquia, José Reyes ha vivido la discriminación en primera fila.

Sus vecinos no se quieren acercar a él ni a otros trabajadores que viven en la comunidad. “Nos dicen que tenemos coronavirus y eso no es así. La gente nos llama desde otros países para preguntar si en el mercado hay un caso. Nos están desprestigiando”.

Reyes exigió a las autoridades municipales una explicación formal, firmada y sellada del porqué el cierre preventivo, al tiempo que exhortó al alcalde Alejandro Marvez a atender a los más de 600 arrendatarios afectados por la medida.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.