Foto cortesía

Como si la voluntad política es suficiente y actuar garantizando  la legalidad establecida en la Constitución y las leyes, los diputados avanzaron puntuales hacia el campo de batalla, perdón, hacia el Palacio Legislativo llegado el día y la hora de elegir la nueva junta directiva para el periodo 2020.

Ni siquiera se movilizaron en grupos ordenados para enfrentar a los cuerpos de seguridad del estado en número de 540 hombres en armas, que militarizaron el recinto dispuestos para bloquear y obstaculizar la entrada de los parlamentarios de las fuerzas democráticas e impedir la sesión.

Reconozco que el lenguaje bélico puede resultar inapropiado, quizás irritante para el análisis político. Referirse a combates, enfrentamientos, anillos de seguridad, desplazamientos de efectivos con equipos anti motines en todo el perímetro, acciones comando activadas estratégicamente, milicias, fuerzas de choque … ¿Acaso no se corresponde a lo que han revelado imágenes y videos que circularon en tiempo real hasta el segundo enfrentamiento el 7 de enero?

El reglamento, la Constitución.. esgrimían en medio de empujones, agresiones, gritos. La sin razón. Me pregunto ¿Cuál es la legalidad en un campo de batalla más allá de liquidar al enemigo, sobrevivir  y avanzar hasta asegurar las posiciones que garanticen el control total?. “La guerra es la continuación de la política por otras vías”, recordé lo que en vida repetía el presidente golpista fallecido,  teniente coronel Hugo Chávez Frías, parafraseando al general prusiano Karl von Clausewitz. El autor del libro La Guerra…El objetivo es desarmar al enemigo. La guerra nunca es un hecho aislado. El objetivo político asume el primer plano.

La frase se alza para llenar de significados estos momentos aciagos que vive la República de Venezuela. Se envalentona el término guerra en su sentido técnico y se materializa en los enfrentamientos en la Asamblea Nacional. “Es un conflicto socio-político… en el que dos grupos humanos se enfrentan violentamente (Wikipedia).  Y si lo adjetivamos con el calificativo Asimétrica o de IV Generación,  en los enfrentamientos  se desvanece la distinción entre guerra y paz, entre frente o campos de batallas, como lo explicó el General Raúl Isaías Baduel a unos periodistas cubanos, recogido en la página 2 del Libro La Guerra (Asimétrica) de Chávez, escrito por Alberto Garrido.

La desinformación, el terror y la acción psicológica son estratégicas en este tipo de conflictos. Las acciones militares no son convencionales sino una combinación de movimientos políticos, militares que incluye la incorporación de civiles. Como diría un gran amigo, Alberto Garrido, quién más conoció e investigó el fenómeno chavista: “el que tenga ojos que piense”.

¿Quién acusa la victoria de los últimos dos enfrentamientos? Las discusiones se avivan y las respuestas acaloradas otorgan el triunfo según se esté en la trinchera democrática o se compartan filas,“rodilla en tierra”,  gritando durante 20 años patria, socialismo o muerte. Remarco la palabra muerte. Los que ejercen el poder en este momento en Venezuela ¿Tienen alguna otra alternativa más que batallar, confrontar, guerrear  e impedir que lo desalojen por la vía democrática de las estructura para comandar al país? ¿Para que les sirve la Constitución, las leyes o las instituciones?

La comunidad internacional ha deplorado el ataque a la Asamblea Nacional.  Sin embargo ¿Quiénes  avanzaron en su estrategia exitosamente para preservar el último bastión independiente de las órdenes del Poder Ejecutivo? ¿Los que eligieron con la mayoría legalmente constituida y votaron uninominalmente a la nueva directiva de la Asamblea Nacional? o ¿Los que protagonizaron una asamblea tumultuaria, sin verificación de la mayoría e incumpliendo lo establecido en el Reglamento de Interior y Debates ocupando la Asamblea Nacional, amparados ya por los otros poderes públicos subordinados?.

En el aquí y ahora ¿Quiénes han sido los vencedores? ¿Las fuerzas encaminadas hacia el control total?, ¿Las fuerzas democráticas?

¿Cuáles los resultados de la gesta cívica comandada por el ingeniero Juan Guaidó, reelegido Presidente de la Asamblea Nacional, quien avanzó y rompió el cerco militar acompañado con los 100 diputados armados con sus credenciales? Entraron triunfantes al salón de sesiones del Parlamento y cantaron el Himno Nacional el 7 de enero. Sin duda una hazaña. La fuerza del reclamo civil frente a uniformados trajeados para la guerra. Una gesta llena de significados. Símbolos poderosos ¿Y?

Es vital para las fuerzas agrupadas en recuperar la democracia, identificar el tipo de lucha política que se está escenificando en Venezuela. Comprender las características de los hechos violentos que despliegan los que ejercen el poder cuando se adelantan las acciones democráticas. Conocer el militarismo que se ha instrumentalizado en el quehacer político.  Quizás no estemos de acuerdo en que podría estar en pleno desarrollo un tipo de Guerra Asimétrica, en la cual forma parte también el terrorismo de Estado. Pero deberían analizarlo.

Si el liderazgo democrático, la sociedad civil, los gremios siguen actuando como si la confrontación política es democrática ¿Cómo reagruparse para continuar la lucha?. Es imperativo definir la “inteligencia estratégica”. Planificar, coordinar y  ejecutar acciones cívicas con objetivos claros, como apoyar el ingreso de los parlamentarios legítimos a la Asamblea Nacional.

Recordaba un especialista que una convocatoria para que tenga efectos transicionales debe contar con grupos bases de manifestantes que convoquen al menos 3% de la población en un solo punto, o sea, unas 900 mil personas en los alrededores de la Asamblea Nacional o cualquier otro llamado para retomar las calles.  El que tenga ojos que piense.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.