Foto El Carabobeño

En el año 2017 hubo 143 muertos y 120 heridos en las cárceles venezolanas, según el balance del Observatorio Venezolano de Prisiones. Veintiocho privados de libertad fallecieron por desnutrición severa. El OVP dio cuenta del hacinamiento en las cárceles, que supera el mil por ciento. Tocuyito es la segunda cárcel con más hacinamiento en el país, después de Tocorón.

La cifra de heridos se redujo a la mitad respecto al año 2016, pero persiste el colapso del sistema penitenciario, de acuerdo con los eventos trágicos que se han registrado, el hacinamiento, retardo procesal, fallecimientos por hambre, por enfermedades,  entre otros

Humberto Prado, director del OVP, manifestó que el problema se agrava porque el Estado no adopta medidas contundentes para solucionar los problemas ni acata las resoluciones emitidas por los organismos internacionales. “Venezuela es el único país en América que tiene ocho medidas de protección para ocho cárceles y una medida cautelar para un retén policial, dictadas por instancias internacionales”.

El informe del OVP revela que a cinco años del Plan Cayapa la mayoría de la población penal sigue siendo procesada.

De un total de 57 mil 96 presos, el 63%, es decir, 38 mil 898 son procesados, mientras que el 35%, 17 mil 816 reclusos, son penados. Solamente el 1%, o sea, 382 internos, se encuentran bajo el régimen de destacamento de trabajo.

Según el género, de 57 mil 96 presos, 53 mil 670 (el 94%) son hombres, y 3 mil 44 (el 6%) son mujeres. La población penal convive en una capacidad instalada para 19 mil personas, lo que representa un excedente de 38 mil 096 seres humanos que sufren la crisis del hacinamiento crítico, calculado en 161%.

Tocorón y Tocuyito entre los siete con mayor hacinamiento

Las cárceles de Tocorón (Aragua) y Tocuyito (Carabobo), ocupan el primer y segundo lugar entre los siete penales con mayor hacinamiento. La instalación de Tocorón cuenta con una capacidad para 750 presos, pero alberga a 7 mil 792, un hacinamiento de 1038%. Tocuyito fue construido para 850 presos, hay 7 mil 632 personas, un 898 % de hacinamiento.

Les siguen Puente Ayala (Anzoátegui), 670% de hacinamiento; Guanare 429%, La Pica 402 %, Uribana (303%) y Coro 257 %.

Los casos más sangrientos

Tres eventos trágicos marcaron la crisis penitenciaria en el año 2017.

Primero, el hallazgo de al menos 15 osamentas humanas en la Penitenciaría General de Venezuela en San Juan de Los Morros. Hasta la fecha no han sido identificadas las víctimas ni se han establecido responsabilidades en cuanto a la autoría de tales crímenes.

Segundo, la masacre de Puente Ayala, donde murieron 13 presos el 25 de abril. En la disputa entre dos bandos de reclusos, resultaron 17 heridos.

Tercero, la masacre en el retén de Amazonas que arrojó saldo de 39 muertos el 16 de agosto. De acuerdo con versiones de sobrevivientes y familiares, la mayoría fue ejecutada. Cuando se produjo la incursión policial y militar, se encontraban en el recinto 10 mujeres y tres niños de la visita. Usaron armas de guerra, granadas y una cantidad excesiva de bombas lacrimógenas. Del caso no hay resultados sobre la investigación. Ningún sobreviviente ha sido llamado a declarar ante la Defensoría del Pueblo ni el Ministerio Público.

Las cifras de muertos y heridos confirma que en las prisiones venezolanas se violan el derecho a la vida y a la integridad física en forma reiterada y sistemática, sentenció Humberto Prado. “Lo demuestra el hecho de que desde el año 1999 hasta el año 2017, 6 mil 897 reclusos fallecieron y otros 16 mil 805 resultaron heridos”.

En cuanto a la alimentación, los presos hacen una sola comida diaria, sufren de escabiosis, tuberculosis, VIH y enfermedades respiratorias, sin recibir atención médica oportuna. “Lo que se pide para los presos no son privilegios, simplemente un trato respetuoso mientras cumple con la condena por el delito cometido”.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.