(Foto referencial)

La crisis persiste y amenaza con agudizarse. Los tiempos de respuesta de los trabajadores de Corpoelec para atender una avería en cualquier comunidad de Carabobo son cada vez más largos porque no cuentan ni con vehículos para movilizarse.

La norma indica que el tiempo de interrupción debe ser el menor posible, de dos horas como máximo, “pero eso tiene mucho tiempo que no se cumple”, aseguró el presidente del Sindicato Profesional de Electricistas y Conexos del estado Carabobo, Ernesto González.

El personal de la estatal hace todo lo posible por llegar a determinado sector afectado, pero no depende solo de ellos. “A veces los carros no tienen gasolina o están accidentados por falta de un repuesto, o no tenemos una pieza o equipo necesario y todo se complica y las comunidades pasan 24 y hasta 48 horas sin el servicio”.

Desde Corpoelec se han ejecutado algunas acciones en la capital del país con la reparación de parte de la flota de vehículos, pero en el interior la historia es totalmente distinta. “Son los trabajadores los que siguen arreglando los carros con sus recursos para poder atender las fallas”, dijo el sindicalista.

Pero la autogestión tampoco puede cubrir todas las deficiencias que existen. “Tenemos departamentos con ocho de 10 vehículos accidentados, y así es imposible cumplir con nuestras labores de manera eficiente”.

A esto se suma la renuncia masiva del personal como consecuencia de la crisis salarial. De tres mil trabajadores que integraban la nómina de Corpoelec en Carabobo, solo quedan entre mil 2000 y mil 500, mientras que la platilla nacional pasó de 48 mil a 22 mil.

Salarios insuficientes en Corpoelec

Como trabajadores perdieron mucho de sus derechos en 2018. Ese año estaba casi lista la convención colectiva para ser aprobada. Solo faltaban dos cláusulas cuando se  suspendió la discusión por la reconversión monetaria y después se emitió el Decreto 2792 que eliminó las contrataciones colectivas.

Desde ese momento reciben salario mínimo y su calidad de vida desmejoró considerablemente. Sus exigencias son claras: “Solicitamos que se inicie de manera inmediata la discusión de la contratación colectiva del sector eléctrico, tal como se hizo con el de los trabajadores de Pdvsa”.

En cuanto al sueldo, en 2018 pedían 15 salarios mínimos pero, dada la devaluación, ahora piden que sea anclado al petro.

La crisis eléctrica en el país no es nueva. El reporte del Comité de Afectados por Apagones da cuenta que en Venezuela se registraron 157 mil 719 interrupciones durante el año 2020, en una situación que parece agravarse.

“Pese a la pandemia que mantuvo en zozobra a los venezolanos durante el año pasado, desde el Ejecutivo y el Ministerio de Energía Eléctrica no se hizo nada para combatir esta grave crisis. Por el contrario, se triplicaron los apagones, respecto al año 2019, cuando se registraron 48 mil 211 fallas″, sentenció la presidenta del Comité de Afectados por los Apagones, Aixa López.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.