(Cortesía)

Entre cantos, gaitas y oraciones, los zulianos celebración 310 años de infinita veneración de la imagen del retablo de la Virgen de Chiquinquirá. Con alegría y en procesión exaltaron a su santa patrona, la sagrada Dama de El Saladillo.

Con la entonación del himno a la virgen “Gloria a ti”, la feligresía mariana repartida en el mundo entero desbordó su devoción por la advocación de María virgen madre, derramando bendiciones y propagando el fervor que tanto enorgullece a los nacidos en la tierra del sol amada.

El arzobispo de Coro, monseñor Mariano Parra Sandoval, presidió la misa pontifical en el Día de la Chinita, en la Basílica de Chiquinquirá, a quien ha pedido “vuelva sus ojos misericordiosos” hacia el pueblo zuliano, en momentos de  dificultad.

El prelado recordó el ejemplo de María y reiteró que nos enseña a tener fortaleza en el destierro y en el dolor. “Ella no olvida a sus hijos desterrados”, insistió.

Monseñor hizo hincapié en el legado de María, quien sufrió y sufre como toda madre cuando un hijo suyo es llevado injustamente a la Cruz.

“María, acompañó a su hijo Jesús en la Cruz, acompañó a los discípulos y los anima en medio del dolor, en las horas después de entregar su vida en el madero”.

Monseñor Parra Sandoval recordó que fue su hijo Jesús quien nos dejó a María como Madre espiritual nuestra cuando Ella estaba al pie de la Cruz.

“Jesús nos dejó una Madre, a María, a quien aquí veneramos en la advocación de la Chinita”.

“María es la Madre espiritual perfecta de la Iglesia, que nos dejó su hijo Jesús… Ella continúa cumpliendo su función maternal”, publicó El Panorama.

También, con humildad, dio gracias a Dios por permitirle celebrar esta misa, la del día más importante para el  zuliano.

“La Virgen  representa para nosotros, los zulianos, un modelo de virtud. Su ejemplo nos anima a vivir una vida de perfección”, señaló el prelado.

Como ya es tradición el pueblo maracaibero acompañó la imagen del retablo en procesión por el centro de la capital zuliana, recibiendo a su paso demostraciones de fe y amor, pétalos y miles de peticiones a a preciosa Virgen del Rosario.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.