COMPARTE
Antonio Ricaurte fue un oficial colombiano que luchó por la libertad de Venezuela en la Guerra de Independencia. Nació el 10 de julio de 1786 en la Villa de Leyva, en Colombia.
Después de formarse como cualquier otro niño en la escuela Bartolomé de Bogota y de completar su educación de forma autodidacta, Ricaurte muestra interés en participar en hechos revolucionarios de gran importancia en la historia de su país.
“Cuando se organizaron las milicias patriotas colombianas, Ricaurte fue incorporado al batallón de infantería de Guardias Nacionales, con el grado de teniente. Al presentarse el conflicto entre centralistas y federalistas, en los años iniciales de la Primera República de la Nueva Granada, Ricaurte apoyó al precursor Antonio Nariño y a los partidarios del centralismo, lo que lo llevó a participar en la primera guerra civil neogranadina”.
Luego de este conflicto, Antonio Ricaurte fue seleccionado para formar parte del ejército granadino que se organizó a solicitud de Simón Bolívar, para liberar a Venezuela mediante la ejecución de la llamada Campaña Admirable (1813).
Ricaurte, como miembro del primer Ejército Libertador integrado también por venezolanos, tuvo una destacada participación en los combates de La Grita (13 de abril), Carache (19 de junio), Niquitao (2 de julio), Taguanes (31 de julio) entre otros.
Desde el 25 de febrero de 1814, se libraron una serie de batallas entre patriotas y realistas en un área comprendida entre el lago de Valencia y San Mateo. En la hacienda San Mateo, propiedad de Simón Bolívar, se almacenó el parque cuya custodia fue encomendada al capitán Antonio Ricaurte, quien contaba con una pequeña tropa de 50 soldados.
Duranteel ataque realista, Francisco Tomás Morales se apoderó de la hacienda. Sin embargo, el objetivo de los realistas fue frustrado, cuando Antonio Ricaurte ante la inminencia de la captura de dicho cargamento decidió prender fuego a la pólvora, haciéndolo volar el 25 de marzo de 1814, pereciendo tanto él como aquellos soldados que se encontraban dentro del recinto.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.