Las expresiones ofensivas y escatológicas del gobernador Rafael Lacava contra la rectora de la Universidad de Carabobo, Jessy Divo de Romero, constituyen para distintas organizaciones de la entidad un ataque contra la autonomía universitaria, la libertad de pensamiento y la mujer venezolana.

Un grupo formado por Carlos Rojas Malpica, Pedro Rondon Haaz,  Rafael García Marvez, Damiano Del Vescovo y las Mujeres Organizadas de Carabobo, que lideran Alecia Franco de Ortega, Isabel Castrillo, Dorik Fragosa y Angela Pinto Franco, emitieron un  documento en apoyo a la Rectora Jessy Divo de Romero y la institucionalidad de la Universidad de Carabobo, vilmente atacada por delincuentes, lo que no ha permitido su funcionalidad.

Los redactores del documento, que fue difundido en redes sociales, aspiran que muchas personas suscriban el escrito. Ya son más de 600 firmantes a través de www.change.org y se esperan muchos más, señalaron los organizadores, que además proponen para la próxima semana una manifestación pública para exigir al gobernador Rafael Lacava respeto y consideración para la mujer carabobeña y en especial a la Rectora de la UC, que ha sido vilmente atacada por él.

Además de solidarizarse con Divo de Romero, critican la coincidencia y secuencia de hechos que apuntan a una agresión a la Universidad de Carabobo

En el documento enumeran el robo de cables y equipos en la UC; la campaña de desprestigio de Rafael Lacava, sumamente denigrante para un cargo como el que ostenta; y la citación a la rectora Divo de Romero por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), quienes la interrogaron sobre planes subversivos para derrocar a Nicolás Maduro y asesinar a Rafael Lacava y su familia.

Quienes suscriben el documento están convencidos de que hay personas a las que les
molesta convivir con la diversidad, el pensamiento crítico y el debate de ideas, que proponen “meterle mano a la UC” para hacerse con ella y homologarla con el pensamiento
único que necesitan imponer como verdad indiscutible. “Recomendamos al que quiera acercarse a la vida universitaria, que debe hacerlo con respeto, sin pretensiones absurdas de “meterle la mano”, pero sobre todo, debe entender que las ideas que traiga pueden ser
debatidas, y jamás impuestas por la fuerza”.

Lee también: Sebin interrogó a rectora de UC: “Rafael Lacava me acusa de promover un golpe de Estado junto a militares”

A continuación el documento completo:

MUJERES ORGANIZADAS, INSTITUCIONES, MOVIMIENTO ESTUDIANTIL
Y CIUDADADANOS DEL ESTADO CARABOBO SE PRONUNCIAN EN
SOLIDARIDAD CON LA RECTORA JESSY DIVO DE ROMERO Y LA
UNIVERSIDAD DE CARABOBO
Señores:
Rafael Lacava. Gobernador del Estado Carabobo
Fiscal General de la Nación
Consejo Universitario de la Universidad de Carabobo
Rectores de las universidades nacionales de Venezuela
Conferencia Episcopal Venezolana
Secretario General de la OEA
Comisión Interamericana de Derechos Humanos
Comunidad Universitaria de la Universidad de Carabobo
Ciudadanía del Estado Carabobo

Muy señores nuestros:
Con el debido respeto, los que suscribimos esta
comunicación, nos dirigimos a Ustedes, con el objeto de
hacer de su conocimiento y consideración, los puntos que
enumeramos a continuación:
1. En los últimos meses hemos contemplado con profunda
preocupación algunos acontecimientos ocurridos en el Campus
Universitario. Mencionaremos solo algunos: El aire
acondicionado del Teatro Celis Pérez fue totalmente
sustraído, lo mismo ocurrió con el cableado de fibra óptica
que permite la comunicación en redes de nuestra
universidad, algunas oficinas y despachos de la zona de
Bárbula fueron desvalijadas de bienes y equipos muy
valiosos, y hace mucho menos tiempo, dos estudiantes de la
UC fueron atacados a balazos. Todo ello ocurre en una
desgarradora atmósfera de impunidad y silencio. El Campus
Universitario de Bárbula se ha tornado en un lugar
altamente peligroso donde cada vez es más difícil realizar
en sosiego las actividades académicas para las que está
concebido
2. En las últimas semanas hemos leído con profundo
desconcierto en las redes sociales algunas comunicaciones
generadas desde los nichos informativos del Gobernador del
Estado Carabobo contentivas de un lenguaje ofensivo,
escatológico, de amenazas y palabrotas, absolutamente
inapropiado, contra algunas Autoridades Académicas de la
Universidad de Carabobo.
3. El sábado 7 de julio de 2018, una Comisión de un
Organismo de Seguridad del Estado (SEBIN) se presentó en el
hogar de la Rectora Jessy Divo de Romero y la conminó a
trasladarse a la sede correspondiente, donde fue sometida a
un extraño interrogatorio sobre planes subversivos para
derrocar al Presidente de la República y asesinar al
Gobernador del Estado y su familia. Todo ello sin esgrimir
ni una sola prueba válida para fundamentar una
investigación de esa naturaleza. Además de la secuencia
cronológica entre los hechos referidos desde el punto 1 al
punto 3, sería muy importante investigar si existen
conexiones causales entre ellos. Creemos que es inevitable
hacerse la humana e inevitable pregunta sobre el tema.
4. Conocemos a la Dra Jessy Divo de Romero como una
universitaria integral, de agudo pensamiento crítico y
firmes convicciones democráticas. La universidad es un
espacio para el debate y el fragor del pensamiento. El
episodio de la Universidad de Salamanca entre el Rector Don
Miguel de Unamuno y el General Millán Astray en octubre de
1936, sigue vivo en todas las universidades del mundo. El
general gritó ¡Muera la inteligencia, viva la muerte!,
mientras el Rector respondió definiéndose como el más
decidido cultor y guardián de la inteligencia, para
concluir con aquella sentencia de ¡Venceréis, pero no
convenceréis!. No es ocioso recordarlo en este momento. La
Rectora Jessy Divo de Romero también ha cultivado con
esmero el pensamiento crítico, pero en su dilatada
experiencia vital, jamás la hemos visto pronunciarse a
favor de la violencia ni por la muerte de la inteligencia.
4. Creemos que en la agresión contra la Profesora Jessy
Divo de Romero se personifica y configura un ataque contra
la autonomía universitaria, la libertad de pensamiento, y
la mujer venezolana. Hoy, como en la España de 1936, hay
personas que encarnando el sentir de Millán Astray, les
molesta convivir con la diversidad, el pensamiento crítico
y el debate de ideas, que proponen “meterle mano a la UC”
para hacerse con ella y homologarla con el pensamiento
único que necesitan imponer como verdad indiscutible.
Recomendamos al que quiera acercarse a la vida
universitaria, que debe hacerlo con respeto, sin
pretensiones absurdas de “meterle la mano”, pero sobre
todo, debe entender que las ideas que traiga pueden ser
debatidas, y jamás impuestas por la fuerza.
5. Ante estas terribles circunstancias, fue inevitable que
los sectores académicos de la vida nacional se sintieran
concernidos y activaran sus alarmas. El Vicerrector
Académico, el Vicerrector Administrativo, los decanos de
las facultades de Ciencias Jurídicas y Políticas, Ciencias
de la Salud, Ingeniería, Ciencias Económicas y Sociales,
Ciencias de la Educación y Ciencia y Tecnología han
expresado su público rechazo “a la actitud soez,
difamatoria y carente de pruebas, por parte del Gobernador
del Estado Carabobo hacia las autoridades de nuestra casa
de estudios profesores Jessy Divo de Romero y Pablo Aure,
Rectora y Secretario respectivamente de la Universidad de
Carabobo”. Las autoridades citadas solicitan un
pronunciamiento inmediato de la Unión de Universidades de
América Latina y El Caribe, así como de la Unión de
Universidades Iberoamericanas, de la UNESCO, y de las
Universidades Europeas, y además señalan su disposición de
acudir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
Señalamos también el pronunciamiento solidario de la
Profesora Lourdes Ramírez de Viloria, Presidente de la
Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de
Venezuela.
6. La reacción contra la agresión a la UC en la persona de
sus máximas autoridades no se circunscribe al mundo interno
de la universidad. Todos nos sentimos concernidos por ese
ataque injustificable. Las redes sociales están llenas de
mensajes repudiando la actuación del Gobernador del Estado
Carabobo que proceden de los más diversos sectores de la
sociedad. Líderes gremiales, comunitarios, deportivos,
vecinales y mujeres organizadas protagonizan una fuerte
reacción de indignación que se incrementa cada hora del
día.
7. Urgidos por esta misma indignación colectiva, los abajo
firmantes nos pronunciamos y exigimos el cese inmediato del
acoso policial contra las autoridades de la Universidad de
Carabobo, el respeto a la Ley de las Universidades y la Ley
Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre
de Violencia, así como de la libertad de expresión
consagrada en la Constitución de la República Bolivariana
de Venezuela.
8. Solicitamos a las instituciones nacionales e
internacionales encargadas de custodiar y hacer cumplir las
leyes su inmediato abocamiento a la investigación de los
hechos aquí denunciados, así como la restitución de los
derechos conculcados y del orden legal vulnerado,
indispensables para la plena vigencia del Estado de Derecho

Quiénes deseen suscribir este documento pueden hacerlo a través de Apoyo a la rectora Jessy Divo




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.