(Foto archivo)
COMPARTE

El silencio despertó a Stefano. De pronto todo se apagó. La luz del cuarto y la de todos los aparatos a los que está conectado y de los que depende su vida desde hace tres meses. Fue un apagón eléctrico inesperado, un corte en la energía que llega a su casa y a su cuerpo en forma de cables, una falla que a la que por poco logró sobrevivir el niño de un año, que no solo debe poner su salud en manos de la ciencia médica, sino en las de las ineficiencias de la estatal encargada del servicio eléctrico en el país, que registra un déficit en la generación de 65% solo en Carabobo.

Esa noche del domingo 22 de enero Karla Castillo, mamá de Stefano, padeció en primera persona las consecuencias de un sistema colapsado. Aunque cuentan con la planta de emergencia del conjunto residencial donde habitan, ese día no funcionó porque, por la intermitencia en el voltaje, el cableado se quemó. El niño perdió rápidamente los niveles de saturación de oxígeno. “Se puso morado” en esas dos horas sin electricidad en las que Corpoelec solo respondía de manera casi robotizada a través de su cuenta en Twitter: “Personal operativo realiza maniobras para restablecer el servicio”.

Desde hace cuatro años no se hace mantenimiento preventivo ni correctivo a las plantas de la región

Desde hace cuatro años no se hace mantenimiento preventivo ni correctivo a las plantas de la región, según denunciaron sindicalistas de la estatal. La causa es la deuda de más de tres mil millones de dólares que mantiene el Gobierno con proveedores internacionales de repuestos y prestadores del servicio especializado de mantenimiento.

 

Foto archivo

 

TERMOS ENFRIADAS

Muchas cosas pasaban por la mente de Karla y su esposo esa noche. La prioridad era estabilizar a Stefano y lo lograron. Pero hay números que explican la situación que tuvieron que enfrentar. Nueve plantas termoeléctricas conforman el eje Aragua-Carabobo del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) que en su conjunto tienen una capacidad instalada de cuatro mil 454 megavatios hora (MW/h), suficientes para soportar la demanda actual de la región, estimada en dos mil 500 MW/h.

Pero la operatividad de esas instalaciones no está en su mejor momento. Solo producen, en suma, mil 570 MW/h, que es igual a 35,25% de su capacidad, según alertó el analista en sistemas eléctricos, José Aguilar. “Las termos en el país están enfriadas”.

Planta Centro es la más grande de todas. Con la puesta en funcionamiento de la Unidad 6 alcanza los dos mil 600 MW/h. Pero 77% está indisponible por falta de inversión en mantenimiento de sus unidades 1, 2, 3, 4 y 5, que están en cero generación  y que requerirían una inversión de unos 150 millones de dólares. Pero el Gobierno optó por gastar más de mil 500 millones de dólares para ponerla operativa, 22 meses después de lo prometido y que aporta al SEN estos momentos 590 MW/h.

Le sigue Planta Termo Carabobo, en Morón, con 772 MW/h instalados, de los que 45,6% está fuera del SEN, al tener solo tres de las cuatro unidades generando 140 MW/h cada una, de los 193 que pueden producir.

En tercer lugar está la Planta Pedro Camejo de Los Guayos, que trabaja a 35,48% de su capacidad desde octubre tras ser una de la mejores instalaciones turbo gas del país. Pero una de sus dos unidades fue llevada a más de su límite establecido por el fabricante, de 48 mil horas de servicio o dos mil 400 arranques, y colapsó, mientras que la otra está siendo llevada por el mismo camino.

En Valencia está instalada la Planta del Este y una de Generación de Distribución, que en suma deberían contar con 234 MW/h. Pero la primera trabaja apenas a 21,28% de su capacidad, mientras que la otra lo hace a 53,66%, para aportar en conjunto 80 MW/h. También se cuenta con la Planta Castillito en San Diego, que solo genera 30 MW/h de los 60 MW/h para los que fue concebida.

En el estado Aragua está la Planta José Félix Ribas, en La Cabrera, con dos unidades de 171 MW/h cada una, que presentan síntomas severos de deterioro que hacen que solo generen 280 MW/h entre ambas. El SEN en la región se completa con la Planta Turboven, en San Jacinto, que fue expropiada por el Gobierno en marzo de 2010 y que trabaja a 41,67% de su capacidad, y la Planta de Generación Distribuida de Maracay, con un aporte de 10 MW/h que representan 62,5% de lo que es capaz de producir.

(Foto archivo)
(Foto archivo)

 

30 APAGONES DIARIOS

Al centro de control de Corpoelec los reportes no paran de llegar. A toda hora. Son más de 30 al día los que deben ser atendidos solo en Carabobo. Los trabajadores de la estatal observan la lista de los lugares a los que deben ir y simplemente se sientan a esperar por horas. No hay manera de cumplir con todas las fallas, con un déficit de 95,31% de las unidades de movilización.

No importa donde sea la interrupción. “A veces hay que ir a Güigüe, pero hay que esperar que llegue la camioneta que está en Tocuyito”, relató un operador. Por eso el tiempo de respuesta es indefinido.

Se requiere en total 64 vehículos para atender las labores. Pero la realidad es totalmente distinta: Solo hay tres para las exigencias que se presentan en las comunidades carabobeñas. El martes 17 de enero llegaron al muelle 22 de Puerto Cabello 32 camiones adquiridos por Corpoelec con divisas a tasa preferencial directamente a Toyota, de acuerdo a la revista Informes que edita la Cámara de Comercio de ese municipio. Se desconoce cómo será la distribución de esas unidades.

 

UNA DÉCADA ATRÁS

El déficit es evidente. Solo se cubre 62,8% de la necesidad de megavatios actual en el eje Carabobo-Aragua. El resto es solventado con cortes intermitentes en diversas zonas de la región, como sucedió la noche en la que Stefano se complicó al no contar con electricidad para su respirador mecánico.

El número resulta aún más preocupante al conocer que la demanda actual -calculada en dos mil 500 MW/h- es un consumo similar al registrado en 2006. “Tenemos un retroceso de 10 años”, advirtió Aguilar. Pero aun así la generación es insuficiente, y lo será más al llegar marzo, que es el mes cuando comienzan los mayores picos de demanda en el país hasta llegar aproximadamente a tres mil 200 MW/h, que significaría que 50,94% de la energía que se necesita no existirá y los apagones se incrementarán.

 

SIN REINDUSTRIALIZACIÓN POSIBLE

La paralización de más de 70% del parque industrial del eje Carabobo-Aragua ha sido determinante en medio de una profunda crisis económica. La producción local ha alcanzado niveles históricos de retroceso. Un factor letal para el ritmo financiero de Venezuela. Pero al solo funcionar a medias 30% de las líneas de producción de la región, el impacto del déficit en la generación eléctrica es menor.

Cuatro mil MW/h. Eso es lo que se necesitaría para que las industrias de ambos estados se reactiven. Es un número que es incapaz de soportar el SEN sin dar mayores señales de colapso.

Tampoco se podría recibir a los más de dos millones de venezolanos que han decidido emigrar. Sin lo que implica el consumo de cada uno de ellos ya la oferta de megavatios está severamente limitada.

 

MITOS DEL GURI

Durante la crisis eléctrica de 2016 todos los esfuerzos del Gobierno a través de Corpoelec se enfocaron en la generación hidroeléctrica de Guri, Macagua y Caruachi, que representan un aporte al SEN de 14 mil MW/h, pero que están expuestos a condiciones ambientales que no hacen  que esa producción sea constante.

Actualmente, esa generación del Bajo Caroní está ajustada para que opere por debajo de su mínimo técnico. De esa manera podría funcionar sin mayores dificultades por más de tres años. “Así que  si llueve o no llueve eso no debería representar problemas en estos momentos”. Las fallas existen y persistirán en las plantas termoeléctricas, sus consecuencias seguirán despertando a Stefano, cada vez con más frecuencia.

 

DATOS

Sistema Eléctrico Nacional (SEN) Eje Carabobo-Aragua:

Planta Centro (Morón)

Capacidad: 2600 MW/h

Operatividad actual: 590 MW/h

Trabaja a 22,69% de su capacidad

 

Planta Termo Carabobo (Morón)

Capacidad: 772 MW/h

Operatividad actual: 420 MW/h

Trabaja a 54,4% de su capacidad

 

Planta Generación Distribuida (Valencia)

Capacidad: 93 MW/h

Operatividad actual: 50 MW/h

Trabaja a 53,66% de su capacidad

 

Planta Castillito (San Diego)

Capacidad: 60 MW/h

Operatividad actual: 30 MW/h

Trabaja a 50% de su capacidad

 

Planta del Este (Valencia)

Capacidad: 141 MW/h

Operatividad actual: 30MW/h

Trabaja a 21,28% de su capacidad

 

Planta Pedro Camejo (Los Guayos)

Capacidad: 310 MW/h

Operatividad actual: 110 MW/h

Trabaja a 35,48% de su capacidad

 

Planta José Felix Ribas (La Cabrera)

Capacidad: 342 MW/h

Operatividad actual: 280 MW/h

Trabaja a 81,87% de su capacidad

 

Planta Turboven (San Jacinto)

Capacidad: 120 MW/h

Operatividad actual: 50 MW/h

Trabaja a 41,67% de su capacidad

 

Planta de Generación Distribuida (Maracay)

Capacidad: 16 MW/h

Operatividad actual: 10 MW/h

Trabaja a 62,5% de su capacidad

 

Capacidad total del Eje Carabobo-Aragua: 4454 MW/h

Operatividad actual: 1570 MW/h

Genera 35,25% de su capacidad instalada

Demanda actual de los habitantes de la región: 2500 MW/h

Déficit actual: 930 MW/h




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.