(Foto referencial)
COMPARTE

“Llegaron echando tiros” es la frase que más repetía una mujer vestida de negro y con los ojos enrojecidos, se percibía que había estado llorando. El pasado domingo le mataron a su esposo.

Eran las 6:50 a.m. y José Antonio Silva de 44 años salía a comprar el periódico que su sobrino le había pedido. No iría muy lejos, eran algunas cuadras. Luego de conseguir el pedido se devolvió para su casa, cuando una camioneta marca Ford, modelo Super Duty, color azul se detuvo a su lado, unos hombres le preguntaron por el hijo de su hermano. Silva no sospechaba nada por lo que entró a la vivienda y le contó al joven de 23 años lo sucedido.

Ambos salieron de la casa para atender a los delincuentes y fue en ese instante cuando los sujetos abrieron fuego. Al parecer buscaban al muchacho llamado Luis Daniel Rodríguez, pero las balas alcanzaron al tío y dejaron a los dos en muy mal estado. El mayor murió en el sitio, pero el muchacho sería trasladado al Hospital Central en donde recibiría atención médica.

El hecho ocurrió en la casa número 40 de del sector San Luis de la Culata, en la avenida Antonio Sarmiento. El Cicpc llegó a eso de las 8:00 a.m. al sitio a recoger el cuerpo sin vida de Silva, quien dejó cuatro hijos en orfandad, uno de ellos menor de edad.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.