Bebé Yukpa
(Foto Armando Díaz)

Una bebé Yukpa de un año murió el pasado 25 de diciembre en las invasiones Parque Valencia, parroquia Rafael Urdaneta, tras recibir un golpe contundente en la cabeza.

Con esta muerte suman seis los casos de menores de edad asesinados de forma violenta en menos de una semana.

La pequeña respondía al nombre de Roximar Romero, detalló Ruth Rodríguez. Ella trabaja en la avenida principal de Parque Valencia, en donde tiene un puesto de verduras. Eran las 10:30 a.m. cuando escuchó los gritos y vio a la bebé. “La gente decía que se estaba ahogando y yo traté de socorrerla, pero se me murió en los brazos”.

A pesar de los intentos por salvarla no llegaron a tiempo al centro médico. La mujer afirmó que, según los papeles de la autopsia, la niña no murió producto de asfixia, porque no tenía pedazos de alimento ni de bebida en su tracto digestivo.

La causa de muerte fue un derrame cerebral producido por un golpe fuerte en el área craneal. Esto activó las alarmas porque al parecer se trató de un asesinato del cual Rodríguez y su acompañante, Paola Hernández, culpan a la madre. Los familiares también piden que se esclarezcan los hechos.

La bebé pertenecía a la etnia Yukpa, con mayor presencia en el estado Zulia y en la frontera con Colombia. Este grupo se dedica a la comercialización de caña, precisamente el oficio de la madre de la víctima y su esposo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.