(Foto referencial)

Hubo llamadas que quisieron hacernos ver que si mejorábamos nuestra política informativa, pudiésemos beneficiarnos de eso”. Esto dice el presidente de El Impulso, un diario que con 114 años de fundado tuvo que emigrar a la web por falta de papel periódico. El papel prensa, que en cualquier país democrático es considerado de primera necesidad, en Venezuela escasea desde que el Estado delegó en el Complejo Editorial Alfredo Maneiro la potestad no solo de importarlo con dólares preferenciales bajo un férreo sistema cambiario, sino de decidir a qué medios se le da y cuáles no.Al momento de anunciar el cierre tenían una nómina de 300 trabajadores directos, y hoy en día, una vez migrados a internet, son escasamente a 40.  Un un editorial publicado el sábado 10 de febrero de 2018 en la portada de El Impulso de Barquisimeto, anunciaba el cese forzoso del diario más antiguo del país, fundado en 1904. La causa: el silencio del Complejo Editorial Alfredo Maneiro a los pedidos de papel prensa. Carlos Eduardo Carmona, presidente de la C.A. El Impulso, informaba a IPYS Venezuela que desde el mes de noviembre no recibían el papel para imprimirlo.

Desde ese momento Carmona anunció que trabajarían “en otros frentes” y continuarían “buscando alternativas”, pero que no podía luchar contra quienes no querían suministrar su “alimento”.

Lee el trabajo completo en Ipys

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.