Condenan a 10 años de prisión a una disidente sandinista en Nicaragua
/ Foto: Cortesía (Radio Corporación, Nicaragua)

La disidente sandinista Ana Margarita Vigil resultó condenada este lunes a 10 años de prisión por el delito de conspirar para cometer menoscabo a la integridad nacional, informó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

A Vigil, expresidenta del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), una escisión del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), ahora llamado Unión Democrática Renovadora (Unamos), se le declaró culpable el miércoles pasado en el segundo día de una serie de juicios contra dirigentes opositores.

“El régimen Ortega Murillo la ha sentenciado a 10 años de cárcel por delitos que no ha cometido y por soñar con una Nicaragua en justicia, libertad y democracia, una Nicaragua donde se respeten los derechos humanos”, señaló el Cenidh en sus redes sociales.

Vigil, hija del fallecido Miguel Ernesto Vigil, exministro de Vivienda y Asentamientos Humanos durante la primera Administración sandinista (1979-1990), resultó declarada culpable por el juez noveno de distrito penal de juicios de Managua, Luden Martínez Quiroz.

En esa ocasión, al finalizar el juicio, según contó su madre, María Josefina Gurdián, pidió las palabras de cierre, “y con gran dignidad y valentía, se declaró defensora de derechos humanos y afirmó que es una labor que seguirá haciendo por el resto de su vida”, y “cuando le pidieron firmar el acta, escribió, debajo de su firma, con su puño y letra: presa política”.

Vigil se encuentra en prisión desde el 13 de junio de 2021 y fue acusada por traición a la patria.

El juicio a Vigil fue celebrado a puertas cerradas en El Chipote, una cárcel ubicada en la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional.

CENIDH: “Farsa judicial”

El Cenidh ha calificado de “farsa judicial” y de “sesiones de tortura” la serie de juicios que se llevan a cabo a los opositores nicaragüenses, de los cuales ocho han sido declarados culpables por el delito de conspiración.

La Justicia nicaragüense ha declarado culpables por el delito de conspirar para cometer menoscabo a la integridad nacional, además de Vigil, y en ese orden, a los activistas Yader Parajón y Yaser Mahumar Vado.

También a la exguerrillera sandinista disidente Dora María Téllez, que fue compañera de lucha del presidente Daniel Ortega contra la dictadura de Anastasio Somoza Debayle, y al líder estudiantil Lesther Alemán, que increpó al mandatario durante el inicio de un fallido diálogo nacional hace casi cuatro años, donde lo conminó a rendirse.

Asimismo, a la ex primera dama María Fernanda Flores Lanzas, esposa del expresidente nicaragüense Arnoldo Alemán (1997-2002) y que se encuentra bajo arresto domiciliario desde el 21 de junio pasado, y al periodista Miguel Mora, que aspiró a la Presidencia de Nicaragua por la oposición antes de ser encarcelado.

Y este lunes se sumó la disidente sandinista Suyen Barahona, presidenta de Unamos.

Según el Ministerio Público, que había anunciado que los juicios serían orales y públicos, los opositores son juzgados por haber violentado la Constitución Política, la Ley de defensa de los derechos del pueblo a la independencia, la soberanía y autodeterminación para la paz, la Ley de seguridad soberana y el Código Penal de Nicaragua.

Entre los acusados se encuentran los siete dirigentes opositores que anunciaron sus intenciones de aspirar a la Presidencia en los comicios en los que fue reelegido Ortega para su quinto mandato de cinco años, cuarto consecutivo y segundo junto con esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta.EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.