Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Conindustria (Foto cortesía).
COMPARTE

El presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), Juan Pablo Olalquiaga, aseguró hoy que el aumento del salario mínimo no solo es una muestra del empobrecimiento de la nación petrolera, sino que pone en riesgo la estabilidad de más del 40 por ciento de las empresas.

El salario mínimo de los trabajadores venezolanos pasó de 65 mil 021 bolívares a 97 mil 531 bolívares, lo que equivale a unos 37 dólares a la tasa de cambio oficial más alta, 2.640 bolívares por dólar, con una subida del 50 por ciento decretada ayer por el presidente Nicolás Maduro, el tercer aumento en lo que va de año.

En una entrevista con la emisora local Unión Radio, Olalquiaga opinó que el hecho de que hayan tantos aumentos de salario mínimo seguidos es una manifestación muy clara del empobrecimiento por el cual se viene pasando.

El empresario indicó que aunque hay un incremento nominal en el salario, el poder adquisitivo ha venido cayendo de una manera dramática, por lo que el ajuste no mejora la calidad de vida de los trabajadores frente a la crisis.

“Hoy en día, el salario mínimo es una fracción de lo que solía ser unos años atrás, pero así y todo la dificultad que tienen las empresas para poderlo pagar radica en que sus niveles de operación están muy bajos, las empresas están trabajando a un 32 por ciento de su nivel histórico, dijo.

La economía del país está, señaló, en un ciclo continuo de empobrecimiento y disminución de la actividad económica.

Un estudio de Conindustria, la principal asociación de empresarios industriales, indicó que el 44 por ciento de la empresas respondió que de continuar el entorno actual no van a sobrevivir dentro de los próximos dos años.

Solo en lo que va de 2017, con tres ajustes decretados por el jefe de Estado venezolano el salario mínimo ha experimentado una subida del 360 por ciento, y de más del mil por ciento desde enero de 2016, cuando el sueldo de un trabajador era de 9 mil 648 bolívares al mes.

Los venezolanos reciben además un bono obligatorio de alimentación que pasó con el aumento de ayer de 135 mil bolívares a 153 mil bolívares, unos 58 dólares, pagados a través de una tarjeta que solo puede ser usada para comprar productos de la cesta básica.

Con esto el ingreso mínimo legal de los trabajadores pasó a ser de 250 mil 531 bolívares, 95 dólares, por mes.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.