Foto: AFP
COMPARTE

Pese a sus problemas con el fisco español y el supuesto deseo de abandonar el Real Madrid, Cristiano Ronaldo volvió a ser el protagonista de la victoria (1-0) de Portugal ante la anfitriona Rusia, al marcar este miércoles el único tanto en el duelo de la segunda jornada del grupo A de la Copa de las Confederaciones.

El gol de Ronaldo, que al igual que contra México (2-2) fue elegido el mejor jugador el encuentro, dio un merecido triunfo a Portugal, que demostró ser muy superior en Moscú a una Rusia que mucho tendrá que mejorar si dentro de un año quiere tener alguna chance de llegar lejos en su Mundial.

Portugal, por su parte, no ofreció un juego deslumbrante, pero estuvo muy bien posicionado en el campo y defendió bien cuando los rusos más apretaron.

A la espera del resultado del México-Nueva Zelanda, la campeona de Europa pasa a liderar la llave con 4 puntos, por los 3 de México y Rusia.

Ambos equipos comenzaron tanteándose, sin conceder nada al rival, hasta que Bernardo Silva basculó el juego a la banda izquierda para la incorporación de Raphael Guerreiro y el lateral del Borussia Dortmund se sacó un centro medido para que Ronaldo abriese el marcador de cabeza (8).

Tras el gol, los rusos tuvieron algo más la pelota, pero eran incapaces de acercarse con peligro al área de Rui Patricio, sobre todo porque los lusos estaban muy bien ordenados en el campo y Fedor Smolov, único punta con el que arrancó Stanislas Cherchesov, no podía con los centrales portugueses.

Ronaldo, por su parte, monopolizaba todas las ocasiones de gol: un disparo de falta en el 25 que detuvo sin problemas Igor Akinfeev y, sobre todo, una jugada individual en la que tras romper la cintura del central Viktor Vasin con un quiebro prodigioso, se sacó un duro disparo desde dentro del área que rechazó con los pies el arquero ruso (32).

Rusia apenas proponía y su mejor ocasión en la primera parte fue un centro desde la derecha de Alexander Samedov que remató, mal y desviado, Smolov (41).

Nada cambió al inicio del segundo tiempo y Akinfeev salvó a su equipo de encajar un segundo gol, primero en un cabezazo de André Silva que desvió con la manopla (50) y después parando un disparo lejano de Cédric ocho minutos después.

Akinfeev evita un resultado más abultado

El partido pareció abrirse a partir de la hora de juego: los rusos tuvieron sus mejores minutos, con dos aproximaciones consecutivas al área que ni Smolov ni Glushakov acertaron a rematar (58), mientras que Ronaldo tuvo el 2-0 en un cabezazo que no llegó meter entre palos (62) y después en un disparo desde la frontal que se marchó alto (64).

Rusia tuvo 10 minutos metido en su área a Portugal, pero ninguno de sus centros encontró rematador, y una vez superado ese tramo, la Seleçao volvió a dominar y a defenderse con la pelota.

Las escasas fuerzas que les quedaban a los rusos les permitieron un arreón final, con dos ocasiones en el descuento, un cabezazo de Georgy Dzhika que salió alto y un disparo de Smolov que también marchó fuera, pero el marcador ya no se movió.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.