Diosdado Cabello aún pretende mucho más que la sede de El Nacional
Fotografía de archivo fechada el 14 de diciembre de 2018 que muestra las maquinas rotativas, donde se imprime el diario El Nacional, paradas, en Caracas (Venezuela). La Justicia venezolana entregó este lunes al número dos del chavismo, Diosdado Cabello, la sede del diario venezolano El Nacional, cuyo embargo notificó en mayo pasado como parte de la indemnización por "daño moral" de más de 13 millones de dólares ordenada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) tras una demanda del político / Foto: EFE

El número dos del chavismo, Diosdado Cabello, afirmó este miércoles que El Nacional todavía le debe la indemnización por “daño moral” ordenada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) tras una demanda del político, a pesar de la entrega de la sede del medio como parte de la compensación.

“Yo no estoy pidiendo bienes, el Tribunal sentenció una cantidad, qué hacen, rematar el bien (…) el bien se adjudica al precio que digan, la conclusión es que todavía me debes (Miguel Henrique Otero, director de El Nacional)”, expresó el dirigente en su programa de televisión “Con el Mazo Dando”, que emite el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV).

Asimismo, dijo que ahora le “provoca ir” por la página web del medio. “Porque me debes, con el valor de (la sede) El Nacional no me pagaste, creo que ahora voy a ir por la página”, añadió.

Cabello denunció a El Nacional por replicar una información del diario español ABC, que indicaba que el líder chavista se encontraba bajo investigación de EE.UU. por presuntos nexos con el narcotráfico.

El TSJ dictó una sentencia que recoge que el rotativo venezolano debía pagar a Cabello 237 mil petros (criptomoneda promovida por el Gobierno venezolano) al valor de cambio del día, lo que suponía 13 millones 369 mil 170 dólares.

El Supremo notificó del embargo de la sede del diario en mayo pasado como parte de la indemnización.

Una “universidad”

El político añadió que ahora en el edificio, ubicado en Caracas, se abrirá una universidad de las comunicaciones.

El lunes, la Justicia venezolana entregó la sede a Cabello, lo que el medio calificó de un “irregular y clandestino remate judicial”.

“En un irregular y clandestino remate judicial, realizado en contravención a todas las reglas procesales que la ley venezolana obliga sean cumplidas para llevar a cabo este tipo de actos (…), le adjudicó directamente la propiedad de la sede de El Nacional y los lotes de terreno sobre los que esta se encuentra construida a Diosdado Cabello”, publicó El Nacional.

Procedimiento irregular

El gerente general de El Nacional, Jorge Makrionitis, explicó a EFE que se trató de un procedimiento irregular que atenta contra la libertad de expresión y que implica la “pérdida” total del inmueble.

“En el remate del edificio nunca se hizo una licitación pública, que es lo que se hace normalmente, y acá lo que se hizo fue una adjudicación. Esa es otra irregularidad más del caso, pero ya, para este momento, en términos concretos, el inmueble se perdió por completo y se entrega al demandante”, dijo.

Makrionitis explicó en ese momento que no sabían con “exactitud” si la entrega comprendió “efectivo como forma de pago” o la entrega oficial del inmueble al demandante, pero que es un hecho “que fue ejecutado y adjudicado”.

Asimismo, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el hecho y lo calificó de “consumación del robo” del diario El Nacional.

Esta medida, indicó el organismo hemisférico en un comunicado, “se ejecutó de forma irregular, al no informarse públicamente el día, hora y monto mínimo para que los interesados hicieran sus ofertas, en violación a las reglas procesales que exige la ley”.

Se trató de “la consumación del ‘robo del siglo’ al periodismo independiente, algo que solo puede pasar en una dictadura”, señaló Jorge Canahuati, presidente de la SIP. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.