Donald Trum. (EFE)
COMPARTE

El Gobierno de EE.UU. impuso hoy sanciones económicas a cinco sirios, entre ellos dos primos del presidente Bachar Al Asad, y otras tantas empresas próximas al régimen de Damasco, en respuesta a los continuados actos de violencia contra sus propios conciudadanos.

Entre los sujetos de las sanciones anunciadas por el Departamento del Tesoro figuran Ihab y Iyad Makhluf, primos de Al Asad, así como el empresario Rami Makhluf, primo de estos dos y quien dirige la compañía de telefonía móvil Syriatel.

Por lo que se refiere a las empresas señaladas, se encuentran el banco islámico Cham, con sede en Damasco; Barly Off-Shore, una compañía fantasma con sede en El Líbano a través de la que se lavan fondos de Makhluf, y la Compañía Siria de Tecnologías de la Información, subsidiaria del Ministerio de Defensa.

“A medida que el Gobierno sirio continúa su campaña de violencia brutal contra sus propios ciudadanos, el Tesoro seguirá atacando las finanzas de cualquier que apoye a Asad, y continuará intensificando su presión sobre el régimen en apoyo de los esfuerzos diplomáticos para poner fin al conflicto en Siria“, afirmó John Smith, director de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), en un comunicado.

Con esta designación, quedan congelados los activos que estos individuos pudieran tener bajo jurisdicción de EE.UU. y se prohíben las transacciones financieras con ciudadanos estadounidenses.

Esta nueva ronda de sanciones de EE.UU. se producen un día después de que Washington acusó al régimen sirio de asesinar y quemar a “miles” de prisioneros, con un ritmo de medio centenar de muertos a diario.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.