(EFE)

El ministro de Defensa sudanés, Awad bin Auf, ha dimitido de su cargo al frente de la junta militar constituida ayer para dirigir al país tras el derrocamiento del presidente Omar al Bashir, tan sólo 24 horas después de asumir ese encargo.

En un mensaje leído en la televisión estatal sudanesa, Bin Auf anunció que su decisión busca “preservar la unidad del Ejército” y “evitar grietas”, y designó al general Abdelfatah al Burhan como presidente del Consejo Militar Transitorio, que está previsto que gobierne por un periodo de dos años.

Bin Auf tomó posesión ayer por la noche, pocas horas después de haber sido el encargado de anunciar a los sudaneses que las Fuerzas Armadas había apartado a Al Bashir de la presidencia en respuesta a casi cuatro meses de protestas en las calles contra el mandatario.

En su discurso en la noche del viernes, también ha informado de que ha apartado de su cargo al vicepresidente de la junta, Kamal Abdel Maaruf, que es el jefe del Estado mayor del Ejército.

Los manifestantes y la oposición rechazaron desde el primer momento la creación de una junta militar y la propia figura de Bin Auf, que se convirtió en el nuevo protagonista de los eslóganes revolucionarios en las calles de Jartum.

Tras su dimisión esta noche, estalló la alegría en la capital, con los coches tocando sus bocinas y ondeando banderas de Sudán, y rampiendo fotos de Bin Auf, asegurando: “Ya caíste Bin Auf, nueva revolución Bin Auf!”.

Un miembro de la Asociación de Profesionales Sudaneses, que agrupa a sindicatos opositores y que ha liderado el movimiento de protesta, Ali Salem, dijo a Efe que todos se alegran por la dimisión de Bin Auf porque su presencia al frente de la transición era “inaceptable”, habiendo sido el asistente de Al Bashir y cometido crímenes en la región de Darfur.

Auf es uno de los dirigentes sudaneses sobre los que Estados Unidos impuso sanciones por sus supuestos crímenes durante el conflicto en Darfur, donde se le acusa de haber ordenado ataques contra civiles.

Salem agregó que la Asociación no tiene nada en contra del nuevo presidente de la junta militar, Al Burhan.

Los demás miembros del Consejo Militar todavía no se conocen y su nombramiento ha sido pospuesto hasta realizar consultas con las fuerzas políticas, según la agencia de noticias estatal SUNA.

Por su parte, el jefe del comité político de la junta, Omar Zein Alabidín, ha asegurado hoy en rueda de prensa que el Ejército no ha llevado a cabo un “golpe de Estado” y que “no tiene soluciones” a la actual crisis, sino que su única misión es mantener la seguridad del país.

Alabidín también ha prometido que traspasarán el poder a un Gobierno civil al cabo de la etapa transitoria, que en principio se prolongará dos años. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.